Una colección de historias, anécdotas, reflexiones y chorradas varias sin más objetivo que entretener

martes, 5 de diciembre de 2017

Libros Leídos Noviembre 2017

En estos días previos al puente de la Constitución, ¿qué mejor que hacer repaso de las lecturas del mes pasado? Además no fueron muchas (más bien pocas), principalmente porque una de ellas fue un tocho de cuidado. En total fueron cuatro libros (dos en español, uno en inglés y otro en italiano), de los cuales uno fue una novela, uno un ensayo, otro un cómic y el que queda una autobiografía. Siguiendo la numeración de libros leídos durante el año tenemos:

53. "Sombras sobre Berlín" de Volker Kutscher. 530 páginas (e-book).

Esta es la primera novela de la saga protagonizada por el comisario de policía Gereon Rath. Ambientada en Berlín en 1929, justo en la época previa a que los nazis llegaran al poder (el autor pretende sacar 8 libros, uno por año entre 1929 y 1936), el lector se encuentra con que la puesta en escena es notable (se nota en la descripción de los lugares, los personajes, las costumbres...La documentación ha sido trabajada), la trama interesante y, además, la época en la que se sitúa es de lo más interesante. Cualquiera que haya leído las novelas de Philip Kerr con Bernie Günther como protagonista sabe de lo que hablo, aunque en este caso el protagonista no tiene el carisma y la chispa de Günther, lo que provoca que el resultado no sea redondo del todo. Habrá que leer las siguientes para ver si la saga merece la pena tanto como esta novela, aunque la serie de televisión que han hecho me dice que es probable que sea así.


54. "American Vampire. Vol.5" de Scott Snyder, Stephen King y Rafael Alburquerque. 243 páginas (tablet).


55. "Una porta nel cielo" de Roberto Baggio. 304 páginas (e-book)

Esta es la autobiografía de uno de los mayores talentos del fútbol italiano (no soy objetivo, Baggio siempre fue de mis favoritos), publicada cuando todavía su carrera no había finalizado (2001). Balón de Oro en 1993, cuando jugaba en la Juventus, siempre fue un ejemplo de discordia porque nadie ignoraba a Baggio: o le amabas o le odiabas. En eso el libro responde a lo que el lector quiere saber, porque no rehúye ningún caso de polémica en el pasado, ya fuera con Arrigo Sacchi, Massimo Lippi o Renzo Ulivieri, los tres entrenadores con los que más chocó. Sin embargo el estilo es bastante pobre (funciona como si fuera una entrevista, con preguntas que se supone que se hace a sí mismo y que responde) y todo el rollo budista y de amor por la caza que trufan el libro no hacen sino entorpecer lo que de verdad importa: su carrera futbolística. Todo lo que tenía que ver con el fútbol resultaba entretenido...El resto es un bluf. Además el que se publicara antes de jubilarse no ayuda a la completitud de la historia. Un libro mediocre, justo lo contrario de lo que fue Baggio como jugador.


56. "El cura y los mandarines: Historia no oficial del Bosque de los Letrados" de Gregorio Morán. 832 páginas (e-book).

Llegué a este libro a través de un artículo/recomendación de Enric González hace casi dos años en Jot Down (creo recordar que se titulaba "Libros que me habría disgustado perderme en 2015" o similar). La premisa del libro era ambiciosa: describir el devenir de la cultura en España desde el tardofranquismo hasta la llegada al PP al gobierno en 1996, describiendo a sus principales protagonistas (los mandarines del título del libro) y usando como vehículo al advenedizo Duque de Alba, Jesús Aguirre (el cura del título). El resultado es una obra extensa, que exige al lector conocer a la mayoría de los nombres que pasan por ella (he tenido que tirar de Google más de lo que pensaba) para poder entender determinadas situaciones, y que viene presentado con el estilo más que peculiar del autor. Como todo hijo de vecino, Gregorio Morán tiene filias y fobias, pero lo destacable es que en sus opiniones no hace prisioneros, razón por la cual se ensaña con gusto al criticar a gente tan célebre como el propio Jesús Aguirre, Camilo José Cela, Francisco Umbral o Eduardo Haro Tecglen (todos fallecidos) o Víctor García de la Concha (el presidente de la RAE, motivo por el que se evitó la publicación de este libro en la editorial Planeta). Hay que reconocer que en esas salidas de tono (estés o no de acuerdo) el libro se hace muy divertido, y que hay cosas (como cada vez que nombra a Juan Luis Cebrián) en las que tiene más razón que un santo. Sólo le pondría dos peros, uno que apenas nombra a Miguel Delibes (una figura capital en la cultura española en todos esos años) y la otra es que, en ocasiones, se extiende en exceso en detalles y situaciones que no mejoran la historia que está contando. Quitando eso se trata de una obra necesaria, porque hace un análisis de todos esos años (1962-1996) que nadie se ha parado a hacer hasta ahora, y le permite al lector reflexionar mucho sobre todos esos cambios que se produjeron en esos más de treinta años.


lunes, 4 de diciembre de 2017

Harto del Metro de Madrid

Años amenazando y al final ha llegado el día en el que me quejo en público de lo harto que estoy del Metro de Madrid. Pensaba que no lo haría, pero lo de hoy ha sido la gota que colma el vaso. Cualquiera que me haya visto esta mañana podría pensar que dejar pasar un tren, y meterse en el siguiente cual sardina en lata, no es para tanto. Estoy de acuerdo. Que eso te pase una vez no es para tanto, que te pase dos tampoco...Pero cuando es todos los santos días resulta inadmisible.

Soy usuario asiduo del metro desde el año 1999, cuando comencé la carrera universitaria, y como madrileño siempre me sentí orgulloso del servicio prestado por el metro de mi ciudad. La red se fue extendiendo bastante y las frecuencias permitían llegar de una punta a otra de la ciudad (una ciudad como Madrid) en tiempo récord. Esto fue así hasta la llegada de la crisis económica, ese fue el principio del fin.

A partir de la crisis que saltó en 2008 todo ha ido a peor, en todos los sentidos. Si antes los precios subían de manera moderada, zas, tarifazo en agosto con subidas porcentuales gigantescas. Si antes los trenes pasaban como mucho cada 3 minutos, zas, ahora pasan cada 10 minutos. Y lo peor no es que el servicio sea más caro en lo económico y más pobre en prestaciones, sino que cada año es peor que el anterior. Los usuarios de metro temblamos en septiembre porque es cuando notas cómo las frecuencias del verano (que bajan por las vacaciones) se mantienen en vez de subir para gestionar el aumento de viajeros. Por eso cada vez estamos más apiñados y cada vez usar el metro es más insoportable.

Y el responsable de esto es exclusivamente QUIEN GESTIONA EL METRO DE MADRID, y esto lo pongo en mayúsculas para que quede claro quién es porque la gente mezcla y culpa a quien no debe, LA COMUNIDAD DE MADRID, NO ES CARMENA SINO CIFUENTES (como antes fue el mangante Ignacio González, la eligecorruptos Esperanza Aguirre o el farón Gallardón). Son estos sinvergüenzas los que empobrecen los servicios y suben las tarifas (que no digo yo que no haya que hacerlo, pero sí con más coherencia) pero se gastan el dinero del erario público en anuncios de chiste como el mítico "El metro de Madrid vuela" (chiste recurrente desde hace años) o la campaña actual con perlas como "Formas parte de un movimiento sostenible". ¿Y si en vez de hacer anuncios sobre el metro se gastaran ese dinero en cosas útiles? La gente no sabe que por culpa de no hacer los mantenimientos adecuados surgen los continuos problemas en los trenes (el clásico "por avería en líne el servicio no se presta con normalidad") y se tienen que hacer esas costosas y tediosas obras que cierran líneas enteras los veranos.

Si a la nefasta gestión le unes el poder de los sindicatos del metro (al ir a la huelga colapsan la ciudad) y sus casi periódicas convocatorias de paros (ya sea en días clave o en horas punta), el  

Lo más triste es que por mucho que se proteste y la gente se queje la cosa sigue yendo a peor. Ojalá se produjera un cambio de gobierno que diera un volantazo a esta manera de gestionar un activo tan importante para la ciudad como es el Metro. La gente de a pie debería recordar cuando vota quiénes son los que recortan en educación, sanidad y servicios públicos, quizás así nos iría mejor como ciudad, como Comunidad Autónoma y como país.


jueves, 9 de noviembre de 2017

Libros Leídos Octubre 2017

Octubre pasó y es hora de hacer resumen de lo leído entonces. Fueron cinco libros (tres en español, uno en inglés y otro en español) de los cuales dos fueron novelas, uno un recopilatorio de casos criminales, otro una recopilación de artículos futboleros y el último un cómic. Siguiendo con la numeración de libros leídos durante el año, tenemos:

48. "Los pacientes del doctor García" de Almudena Grandes. 768 páginas (e-book).

La última de las entregas de los Episodios de una Guerra Interminable escritos por Almudena Grandes no defrauda a los que, como yo, son aficionados a esta serie de novelas. Si bien la novela no resulta tan apasionante como promete (meter a nazis en una historia provoca eso, son los malos por antonomasia), las historias que se entrecruzan son entretenidas y bien urdidas, la documentación que la autora ha llevado a cabo es como siempre espectacular (la anécdota de la familia Saporta es genial) y la sensación de pena que te deja al terminar es la típica de las grandes novelas.



49. "Misteri d'Italia: I casi di Blu Notte" de Carlo Lucarelli. 262 páginas (e-book).

Usando como referencia el programa de televisión conducido por él mismo, Carlo Lucarelli nos cuenta en este libro algunos de los múltiples misterios de corte trágico (atentados, asesinatos, suicidios...) que ocurrieron en Italia en la segunda mitad del siglo XX. Por sus páginas vemos pasar a Michele Sindona (el llamado banquero de la Mafia), Roberto Calvi (el banquero del Vaticano), la logia P2, las Brigadas Rojas, la Cosa Nostra, la Banda de la Uno Bianca... Todo lo que se narra ocurrió y parece de ficción, y lo peor es que lo que se cuenta sólo es la punta del iceberg. Muy recomendable para todos aquellos interesados en la realidad italiana.


50. "Astérix en Italia" de Jean-Yves Ferri y Didier Conrad. 48 páginas.

Esta es la tercera ocasión en la que Conrad y Ferri crean una aventura de los irreductibles galos creados por Goscinny y Uderzo. Como en las dos anteriores, la historia recuerda a las mejores versiones de Astérix (las guionizadas por Goscinny), mezclando puro humor y pequeñas dosis de Historia, usando como excusa en este caso, una especie de autos locos por la península Itálica. El resultado es un cómic entretenido y divertido. 


51. "The Football Men: Up Close with the Giants of the Modern Game" de Simon Kuper. 362 páginas.

Simon Kuper es uno de los mejores periodistas escritores sobre fútbol que existen. Sus obras han ganado premios y se alejan de los topicazos habituales en relación con este deporte. En esta recopilación de artículos sobre jugadores, entrenadores y gente de fútbol, el lector encuentra nombres muy conocidos de los últimos años pero el enfoque es muy particular, con toques de humor incluso. El resultado es un libro divertido e interesante. A destacar el análisis sobre las autobiografías de Gerrard, Lampard, Cole, Rooney y Carragher, resulta descacharrante.


52. "Expo 58" de Jonathan Coe. 263 páginas (e-book).

Probablemente sea el peor libro de Jonathan Coe, y eso que el punto de partida era muy prometedor a priori: un empleado estatal del Reino Unido es enviado a la Exposición Universal de 1958 en Bruselas y, en un ambiente de espías en plena Guerra Fría, flirtea con jóvenes de diferentes países... Sin embargo el resultado es una novela de lo más anodino, que se queda a medio camino de todo lo que pretende: trata de ser una comedia y no llega a la sonrisa, trata de ser un drama y resulta indiferente, trata de ser de espías y se queda en opereta. Un libro mediocre de un gran autor, una pena.