Una colección de historias, anécdotas, reflexiones y chorradas varias sin más objetivo que entretener

lunes, 30 de enero de 2012

"Abusones"

"Todo el que lo ha vivido sabe que cuando eres un niño con gafas de culo de botella, el resto de tus crueles pares se esfuerza en recordártelo con fruición, usando términos manidos de tanto usarse como “gafotas” (original a más no poder, la verdad…), “cuatro ojos” (qué prodigio de metáfora, ¿no?) o “topo” (pase lo que pase siempre hay una referencia al mundo animal en este tipo de situaciones). Normalmente este tipo de insultos tienen especial significado cuando es el abusón de la clase el que te lo llama, básicamente porque siempre tiene adláteres que le siguen y la posibilidad de réplica se queda en agua de borrajas ante un más que claro cuatro ó cinco contra uno.
 
Esto que he descrito viene a cuento por una historia que me pasó hace poco, una tarde de las últimas Navidades. Me había dirigido a un centro comercial a realizar unas compras de última hora, principalmente chorradas relacionadas con las fiestas, alguna lucecilla para el nacimiento, un pack de bolas de adorno, botes de nieve artificial para el árbol, etc. El caso es que, una vez hechas las compras, me encontraba en la parada del autobús para volver a casa, cuando me fijé (lo que es muy raro, porque normalmente voy a todos lados absorto en el libro que esté leyendo en ese momento) en un grupo de chavales que se encontraban próximos y que estaban montando bulla.

 
Cuando algún ruido me distrae de la lectura (no es fácil) me irrito bastante así que alcé la vista con evidente mala leche para saber qué narices era lo que pasaba. Resulta que cuatro muchachitos estaban metiéndose con otro, llamándole con un sobrenombre absurdo que no entendí pero que era evidente que al chaval no le hacía ni puñetera gracia. La escena (cuatro niñatos gritando a otro, insultándole, haciéndole burla y empujándole) me cabreó bastante, no sólo molestaban con sus alaridos a la gente que se encontraba cerca, es que encima estaban dando por saco a otro chico que no parecía haberles hecho nada.
 

Tras un rato más o menos prolongado (esperar al autobús en Madrid hace que te dé tiempo a ver partidos enteros de fútbol) de continuo escarnio, el chaval empezó a apretar los puños y se le saltaron las lágrimas de pura rabia, lo que animó a los abusones a incrementar aún más las burlas añadiendo “llorica” (qué alarde de valentía la de los cuatro, ¿a qué sí?) a los insultos hasta que se cansaron y le dejaron allí, amenazándole con que no se moviera porque volverían en un rato a seguir con la diversión.
 

Durante todo el proceso de acoso y hostigamiento al chaval por parte de semejantes descerebrados, había pensado en ponerme en medio y salvaguardarlo de algún modo, pero pensé que sería pan para hoy y hambre para mañana, ya que no podría estar siempre en los sitios en los que los abusones fueran a por él y además no conocía al chico de nada. Así que lo que hice fue esperar a que se fueran y me acerqué al chaval, traté de tranquilizarle y no sé si fue por la rabia contenida desde la época en la que yo era un “gafotas cuatro ojos capitán de los piojos” o porque el adulto que soy ahora simplemente no soporta a los abusones, la cuestión es que le di el arsenal de chorradas de Navidad que acababa de comprar (principalmente los botes de nieve artificial de la que se no se va y los botes de confeti pegajoso) y le dije que se lo daba para que se defendiera, que la única manera que hay de salir de esas situaciones es enfrentándose al abusón, y que, aunque siguieran metiéndose con él, tomar la iniciativa era de ser valiente y que a la larga dejarían de hacerlo porque los abusones sólo se meten con los que tienen miedo.
 

Sé que parece sacado de una peli americana, pero lo que sucede en ese tipo de historias es que luego se ve al chaval enfrentándose a los gilipollas que se meten con él y todo sale de puta madre, pero la verdad es que no creo que fuera esto lo que pasó con el chico al que le di los botes. De hecho estoy convencido de que lo que sucedió fue que, poco después de que se defendiera con ellos, los abusones se los habrían arrebatado. Sin embargo, pese a ese presumible final triste, estoy convencido de que el chaval se iría a casa mucho más orgulloso de sí mismo…Bueno, al menos yo lo hice." 

viernes, 27 de enero de 2012

"Fluorescent adolescent" de Arctic Monkeys

Digo yo que la canción de hoy no necesita mucha presentación y me da que tampoco quién la toca, ya que se trata de un grupo muy famoso en la actualidad y una de sus canciones más conocidas, pero aún así haré una breve entradilla sobre ambos para que no se quede en un pongo un vídeo y la letra de la canción y ya he cumplido, que es justo lo contrario de lo que pretendo al escribir este blog.


De hecho lo que hago es aprovechar que estos fulanos tan buenos que son Arctic Monkeys tocan hoy en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid (yo, como el título de mi entrada, no tengo billete...Una pena, la verdad) con el amiguete Miles Kane (con el que el cantante Alex Turner formó The Last Shadow Puppets) como telonero, así que he pensado que era una fantástica oportunidad de brindar desde aquí mi pequeño homenaje.

La canción "Fluorescent adolescent" pertenece al disco Favourite Worst Nightmare, que sacaron los chicos de Sheffield en 2007, hace ya casi cinco añitos. No voy a subirme al carro de esos moderniquis que dicen haber descubierto determinados grupos (sobre todo los de este palo indie rock, popero alternativo o como se quiera denominar) antes que nadie, de hecho estoy convencido de que bastantes de mis amigos (varios de la facultad y alguno del instituto) escuchaban a estos tíos antes que yo. Y la verdad es que me da igual, de hecho me da tan igual que ni siquiera me acuerdo de por qué decidí bajarme sus discos (el cuándo sí porque lo único que he tenido que hacer ha sido mirar la fecha de creación de la carpeta donde están guardados en el ordenata, 03/06/2008) pero el caso es que lo agradezco profundamente porque son un grupo cojonudo. Aunque el tercero de sus discos (el cuarto lo he descargado pero todavía no lo he escuchado del todo) sea un poco más flojo, los dos primeros son francamente sensacionales, con 8 ó 9 canciones que son números uno y que hacen que los discos parezcan directamente un recopilatorio de grandes éxitos. Desde luego nadie puede negar que estos chavales tienen algo que otros no tienen, y la calidad de sus canciones habla por ellos.

Una anécdota antes de dar paso a los habituales vídeos (el videoclip y uno en directo) y a la letra. Resulta que el director del videoclip (y de otros suyos además de los de The Last Shadow Puppets) es Richard Ayoade, famoso por ser Maurice Moss en la serie británica (sí, otra más, y también es cojonuda, los españoles podríamos aprender algo) The IT Crowd. Ahora sí, que disfrute todo el que pase por aquí de un gran grupo y una estupenda canción. Buen finde.




You used to get it in your fishnets
Now you only get it in your night dress
Discarded all the naughty nights for niceness
Landed in a very common crisis
Everything´s in order in a black hole
Nothing seems as pretty as the past though
That Bloody Mary´s lacking a Tabasco
Remember when he used to be a rascal?

Oh that boy´s a slag

The best you ever had
The best you ever had
Is just a memory and those dreams
Not as daft as they seem
Not as daft as they seem
My love when you dream them up...

Flicking through a little book of sex tips

Remember when the boys were all electric?
Now when she tells she´s gonna get it
I´m guessing that she´d rather just forget
Clinging to not getting sentimental
Said she wasn´t going but she went still
Likes her gentlemen to not be gentle
Was it a megadobber or a betting pencil?

Oh that boy´s a slag

The best you ever had
The best you ever had
Is just a memory and those dreams
Weren´t as daft as they seem
Not as daft as they seem
My love when you dream them up
Oh, where did you go?
Where did you go?
Where did you go? Woah.

Falling about

You took a left off Last Laugh Lane
You just sounded it out
You´re not coming back again.

Falling about

You took a left off Last Laugh Lane
You just sounded it out
You´re not coming back again.

You used to get it in your fishnets

Now you only get it in your night dress
Started all the naughty nights with niceness
Landed in a very common crisis
Everything´s in order in a black hole
Everything was pretty in the past though
That Bloody Mary´s lacking in tabasco
Remember when he used to be a rascal?

miércoles, 25 de enero de 2012

Las diferencias entre balido, valido y válido

La lengua castellana es en algunos casos proclive a la confusión con ciertas palabras que se escriben igual, casi igual, o suenan parecido pero tienen significados que nada tienen que ver. Hoy voy explicar cuáles son las diferencias entre las palabras "balido", "valido" y "válido".

En primer lugar tenemos la palabra "valido", cuyas acepciones en la RAE son:

valido, da.

(Del part. de valer).

1. adj. Recibido, creído, apreciado o estimado generalmente.

2. m. Hombre que, por tener la confianza de un alto personaje, ejercía el poder de éste.

3. m. primer ministro.


Dejando a un lado la primera acepción porque queda clara dada la riqueza de los adjetivos que la describen y la tercera acepción porque su contenido resulta evidente (en caso contrario sugiero pinchar sobre ella), vamos a centrarnos en primer lugar en la segunda de las acepciones, poniendo un ejemplo que sirva para ilustrar de manera clara el significado de la palabra en ese sentido:

Dado que consideramos "un alto personaje" a Florentino Pérez no sólo en su faceta de empresario de éxito sino por su condición de presidente del Real Madrid, podríamos asegurar que el valido de Florentino es José Mourinho, ya que, al tener la confianza de Florentino, ejerce el poder de éste. Así, Mourinho en calidad de valido o ministro plenipotenciario del madridismo, hace y deshace en nombre de éste gracias a Florentino, como siglos atrás hicieron otros validos muy famosos como Gaspar de Guzmán (Conde-Duque de Olivares) o Manuel Godoy.

Mourinho entre Godoy y el Conde-Duque de Olivares...Entre validos anda la cosa


En segundo lugar nos encontramos con la palabra "balido", que suena igual que la anterior, pero cuyo significado según la RAE es: 

balido.

(De balar).

1. m. Voz del carnero, el cordero, la oveja, la cabra, el gamo y el ciervo.


Para que la gente lo entienda voy a poner un ejemplo que aclare de manera equívoca a qué equivale esta palabra. Cuando el todopoderoso entrenador/manager del Real Madrid, el inefable valido José Mourinho, expresa una y otra vez su opinión de tal manera imponiendo que ésta ha de ser la manera en la que todos los madridistas debemos pensar (pensamiento único se llama esto) lo que trata de hacernos ver es que hay un pastor (él) de un rebaño de ovejas (nosotros) que lo único que debemos hacer cuando él opina algo es emitir, a modo de respuesta unánime y para nada disonante, el sonido habitual y monocorde de las ovejas, un balido, y a veces ni siquiera eso.

Esto es lo que piensa Mourinho que somos los aficionados del Madrid

En el último lugar de esta explicación se sitúa la palabra "válido", cuyos significados según la RAE son:

válido, da.

(Del lat. valĭdus).

1. adj. Firme, subsistente y que vale o debe valer legalmente.

2. adj. aceptable. Un argumento válido.

3. adj. Dicho de una persona anciana: Que puede valerse por sí misma. U. t. c. s. Residencia para válidos.

4. adj. p. us. Robusto, fuerte o esforzado.


Para ilustrar cada una de las acepciones de esta última palabra, lo que haré será presentar, uno a uno, ejemplos de su uso:

1. El pisotón que Pepe le dio a Messi cuando el árbitro no miraba, no sólo es un atropello y una acción violenta e indeseable sino que además no es válida, ya que el reglamento lo considera agresión, y debería haber sido sancionado.
2. Aunque los planteamientos de Mourinho en los partidos contra el Barça sean válidos, eso no significa que a los aficionados del Madrid de siempre nos tengan que gustar y menos cuando el equipo sale asustadizo, cagón y echado para atrás, como si fuera un equipo pequeño y no el más grande de los clubes del mundo.
3. Si Pepe sigue jugando al fútbol no va a dejar a ningún rival válido, porque a este paso terminarán todos lesionados de gravedad.
4. De los equipos dirigidos por Mourinho siempre dicen que son válidos, dada la robustez, fuerza y esfuerzo con el que se emplean sus jugadores, pero nunca se dice que dé gusto verlos jugar, que combinen hasta exasperar al rival o que se cuestione si son los mejores de la Historia, como pasa con otros equipos...

Válido
 Por último, a modo de ejemplo final y haciendo un juego de palabras, expresaré la que ha sido mi opinión sobre el tema Mourinho desde que está en el Madrid:

Mourinho ha tenido desde que llegó una serie de actitudes (chulería, despotismo, prepotencia, etc.) que provocan que los aficionados madridistas como yo, que aprecian los valores tradicionales del club (fair play, honestidad, respeto, etc.), consideren que se trata de un valido (segunda acepción) nada valido (primera acepción), ya que su estilo está tan fuera de lugar que no resulta para nada válido (segunda acepción). Además exige de los aficionados que nos comportemos igual que ovejas en un rebaño, yendo todos a una en todo lo que dice y sin emitir siquiera un balido.

P.D. Yo siempre quiero que gane el Madrid (y que pierda el Barça) así que hoy veré el partido con las mismas ganas de siempre de que ganen y remonten la eliminatoria. Así que espero que nadie se lleve a engaños, quiero que gane el Madrid aunque sea un "pseudomadridista" según Mourinho. 

lunes, 23 de enero de 2012

Black Mirror - "The Entire History of You" (Episodio 3º)

La historia comienza en una sala de juntas o similar de una compañía donde se está llevando a cabo una entrevista de trabajo. Un tipo joven, trajeado y un poco nervioso, responde a las preguntas de tres personas que probablemente pertenezcan al departamento de Recursos Humanos (que por cierto es un nombre de lo más sucio, aunque honesto ya que cada vez más se trata a las personas como cosas, como "recursos"). Se trata de un bufete de abogados y le cuestionan sobre su predisposición a liderar un grupo que se encargue de denuncias que puedan hacerse de manera retrospectiva contra padres por parte de los hijos. Parece curioso, pero lo es aún más cuando dentro de ese tipo de denuncias que puedes pensar que se hagan para casos de malos tratos infantiles, resulta que son para cosas como "no me prestó la suficiente atención". El entrevistado se muestra un poco sorprendido pero, a duras penas, afirma estar de acuerdo e ir para adelante con ello. La entrevista finaliza, el joven sale del edificio y es aquí donde empieza lo bueno.

 
Resulta que, como ya sucedía en el episodio anterior (recuerdo que los tres episodios de la miniserie "Black Mirror" son independientes) estamos en un futuro cercano o realidad paralela. En este caso lo que sucede es que los seres humanos tienen implantados en el cerebro un aparatito que conectado a la memoria de cada individuo, le permite a éste rememorar lo que ha sucedido previamente (se lo meten a los bebés así que efectivamente puedes observar tooooda tu vida como señala el título). Para poner un ejemplo sencillo, el joven sale de la entrevista y, para evaluar qué tal lo ha hecho, observa una y otra vez (lo puede hacer directamente sobre su propia vista o "volcarlo" en pantallas como de televisión que se encuentran por doquier) las caras de los entrevistadores (por cierto que cumplen estéticamente de cine, dos hombres y una mujer, tres grupos étnicos diferentes...Qué jodidamente políticamente correctos), qué han dicho, si escribían, etc.



Del resto de la historia del joven en cuestión no voy a comentar absolutamente nada, espero que el que se lea esto entienda que bastante he contado ya (aunque sólo hayan sido 3 minutos de los 48 del capítulo). Lo que sí que voy a decir es que los tíos que han hecho esta miniserie son unos putos genios. El nivel de las tres diferentes historias es no sólo increíblemente original, sino que además las tres tramas son compactas y sin fisuras, manteniendo la tensión de la narración hasta los títulos de crédito. Como ya sucedía en la anterior entrega lo que se deja entrever en este capítulo es una crítica feroz hacia el uso abusivo de la tecnología (en el primero fueron los medios de comunicación y un poco la tecnología, en el segundo la tecnología y ciertos programas de televisión y en éste se centran en lo tecnológico), que puede llevar a situaciones que a nosotros ahora nos pueden parecer absurdas e ilógicas, pero que si lo piensas detenidamente no son para nada descabelladas. En resumen, un colofón magnífico para una miniserie de auténtico lujo, más que recomendable yo diría que imprescindible.

viernes, 20 de enero de 2012

Film Review: "The Adventures of Tintin"

Me he dicho, ya que lo haces para las clases de la Escuela Oficial de Idiomas, ¿por qué no vas a publicarlo en el blog? Total, para eso es tuyo y pones en él lo que te venga en gana y, además, no es porque la haya hecho yo, pero me ha quedado una crítica muy muy chula, jejeje. Sí, es cierto que ya había hecho una reseña sobre la peli por aquí, pero era diferente porque explicaba todo lo relacionado con la película y los cómics desde una perspectiva más personal, y la crítica que viene a continuación es más, por así decirlo, "profesional", ya que doy mi opinión pero poniendo más distancia sobre el cariño que le tengo al personaje. Bueno, me dejo de chorradas, ahí va:
 
The last work of legendary director Steven Spielberg, this time with the priceless help of acclaimed director of The Lord of the Rings, Peter Jackson, is the film adaptation of the adventures of Tintin, the famous comic book character created by Belgian author Herge. In order to maintain the spirit of the comic intact, both directors have used the motion capture technique, which has allowed them to make an animation film but with the movements of real actors like Jamie Bell (Billy Elliott) and Andy Serkis (The Lord of The Rings) who embody the main characters Tintin and Captain Haddock.
Accompanied as always by his faithful dog Snowy, this time the strawberry blonde young reporter (although in the film he is inexplicably redhead) becomes involved in a treasure hunt related to replicas of The Unicorn, a ship commanded by a sixteenth-century Captain ancestor of Captain Haddock who fought against a pirate named Red Rackham. But they aren't the only ones who are chasing Red Rackham treasure, a disturbing and evil man will do everything in his power to eliminate them and take the treasure and because of it, Tintin and his friends will live incredible adventures (travelling, fighting, resolving enigmas, etc.) to win this particular race.
The film is made in a fantastic way, taking care of even the last detail and justifying its huge budget. The fast-paced and action-packed plot, the incredible performances and the amazing soundtrack, make certainly a very entertaining movie that can be liked easily by all audiences, so it is highly recommended for anyone who wants to spend a couple of hours of fun.
However, the number of improbable situations (chases, shootouts, fights) that happen to Tintin (sometimes the movie is more like a James Bond or Indiana Jones film), set a long distance between the story and the comics, which together with the mixing of three different Tintin's books provoked by the absurd self-imposed need by Jackson and Spielberg to show on screen the largest possible number of characters (Thomson and Thompson, Nestor, Bianca Castafiore, Allan ...), decreases the consistency of the plot and even some extracts of the comics that are very interesting (such as all the story with regard to Professor Calculus) are eliminated, which may disappoint Tintin's fans.


miércoles, 18 de enero de 2012

Libros Leídos 2011

Como suele ser habitual cuando termina un año y comienza uno nuevo, aparecen listas por doquier, normalmente destacando los mejores y los peores de cada ámbito que se clasifique. Yo no voy a ser la excepción ya que hoy publico por aquí la lista de los libros que me he leído el año pasado. Sé que es bastante tarde pero no pensé que me llevara tanto tiempo escribir una pequeña reseña de todos ellos, así que este año voy a ir escribiendo las pequeñas reseñas según me los vaya leyendo (los que merezcan todo un post lo tendrán, como hasta ahora) y así todo irá mejor. Aunque no sirva como excusa por la tardanza he de decir que son muchos (128), de distintas clases (novelas, ensayos, cómics), de diferentes géneros (negra, ciencia-ficción, histórica, etc.) y la verdad es que en lo que respecta a la lectura, puedo considerar el 2011 como un gran año.

Hace unos años leí en un artículo de un periódico que un músico famoso (es curioso porque no me acuerdo de quién era) había publicado en su página web los libros que se había leído durante los veinte años anteriores (eran más o menos 1000, una cifra bastante respetable sabiendo que la gente en general no lee mucho), y me pareció una gran idea lo de apuntar los libros que me iba leyendo cada año, así que lo he hecho, incluyendo 2011, durante cuatro años con valores bastante elevados (ya lo comenté por aquí en otros posts sobre libros) que han alcanzado su máximo esplendor este año con 128 libros leídos. Sé que no es un valor normal, pero también sé que si todo el mundo leyera en las situaciones en las que yo lo hago (a veces leo mientras camino) seguro que los libros que leerían en un año serían tantos como los míos o más.

Con respecto a la lista que pongo a continuación he de especificar un par de cosas. En primer lugar, si no lo señalo en la reseña, me leí el libro en español. En segundo lugar, el número de páginas es real en todos los libros excepto en los leídos en el e-book, donde he apuntado el número que venía en el aparato y que normalmente es la mitad o la tercera parte del número real de páginas (este es un error que ya no cometeré el año que viene).

1. "Los crímenes de la academia" de Louis Bayard. 521 páginas.
Malo como él solo. Previsible, con una trama manida y cutre, en la que sabes qué es lo que ha pasado pero en el que la justificación carece de sentido y de importancia. Una basura de primer nivel que me costó 1 € en un mercadillo de libros que ponen en el centro comercial Gran Vía de Hortaleza.

2. "La soledad del corredor de fondo" de Alan Sillitoe. 270 páginas.
Una colección de cuentos (entre los que se encuentra el que da título al libro) fantástica, escritos de manera muy realista, de la Inglaterra de mediados de siglo XX y con un estilo particular. Un autor a considerar. Lo leí de una colección de libros de colores que tiene los mismos años que yo y en la que están las obras más famosas de Julio Verne, H.G. Wells o Mark Twain.

3. "La mariposa y el tanque" de Ernest Hemingway. 189 páginas.
Una colección de cuentos que son peñazo mayúsculo, como todo lo que he leído del tipo este, por más que lo intento no le veo ni una sola virtud a su obra. Hemingway es más malo que pegar a un padre, por mucho que se le ensalce sus historias son aburridas y no valen un pimiento, es de esos autores que me recuerdan la historia del traje nuevo del emperador. También es de la colección de libros de colores.

4. "Higiene del asesino" de Amélie Nothomb. 181 páginas.
Una verdadera maravilla, uno de los mejores libros de esta autora que he leído (que son casi todos), de la que ya hablé por aquí. En éste, el personaje principal es un premio Nobel de literatura insoportable y sádico, que va a morir y decide conceder entrevistas a periodistas a los que va "devorando" uno a uno hasta que una desconocida le hace frente. Divertido, ameno e inteligente.

5. "Los secretos de la Roja" de Miguel Ángel Díaz. 276 páginas.
Sí, es un libro de la selección española de fútbol (campeona de Europa y del Mundo). Me lo trajeron los Reyes Magos por mediación de mis primos (que son bastante más jóvenes que yo). Ameno e interesante para los muy acérrimos.

6. "Aún es de día" de Miguel Delibes. 299 páginas.
Un relato de miseria, duro, triste, real...Como todas las obras de ficción del gran Delibes, en esta tenemos todas esas cosas en grandes cantidades. Si además unimos a eso la inigualable prosa del maestro...Apaga y vámonos. Soy muy muy fan de Delibes (porque su obra es genial) así que lo recomiendo 100%. Me lo trajeron los Reyes por mediación de V.

7. "Acqua in bocca" de Carlo Lucarelli y Andrea Camilleri. 108 páginas.
Se trata de un libro escrito por dos autores italianos de novela negra con sus dos personajes más famosos, el comisario Montalbano (Camilleri) y Grazia Negro (Lucarelli). Entretenidillo. Me lo trajeron los Reyes por mediación de mi hermana y me lo leí en la versión original.

8. Orsai Nº1 VV.AA. 212 páginas.
De Orsai ya hablé aquí.

9. "Pura anarquía" de Woody Allen. 187 páginas.
Una recopilación de relatos del director neoyorquino, algunos sencillamente sublimes y otros más reguleros, pero es un libro decente. Me lo trajeron los Reyes por mediación de mi padre.

10. "Indiana Jones and the Sons of Darkness" de Robert Smith Marshall. 158 páginas (e-book).
Este fue el primer libro que me leí con mi libro electrónico (en inglés, tiene narices) y creo que fue una gran elección. Se trata de un guión realizado por un aficionado a la saga para una hipotética cuarta parte de las aventuras de Indy y que acabó en agua de borrajas y con polémica. Es cojonudo, ojalá hubieran hecho una peli con ese guión y no esa mierda que perpetraron con un cúmulo de desgracias difícil de olvidar. En esta historia Indy va a por el Arca de Noe (mucho mejor que esas mierdas de cristal y sin ovnis rarunos), hay un malo muy malo ruso, sale también su hijo (pero más joven y con más gracia), la madre es Marion (eso es como tiene que ser) y la historia tiene mucho gancho.

11. "Fight club" de Chuck Palahniuk. 139 páginas (e-book).
Un libro muy famoso del que además se hizo una película con Edward Norton y Brad Pitt como protagonistas. Recuerdo que cuando vi la peli me pareció bastante regulera y, sin embargo, cuando he leído el libro (en inglés) me ha parecido muy divertido y entretenido, como todo lo que he leído del transgresor Palahniuk. Altamente recomendable.

12. "España, perdiste" de Hernán Casciari. 88 páginas (e-book).
Se trata de una adaptación de algunos de los posts más memorables del blog de Hernán Casciari, del que ya he hablado. Muy divertido pero es mejor leerlo directamente del blog porque en caso contrario pierde algo de frescura.

13. "Adolf" de Osamu Tezuka. 1263 páginas.
Es la recopilación en dos volúmenes del famoso cómic del legendario autor Osamu Tezuka en el que se cuenta la historia de dos chicos que viven en el Japón previo a la II Guerra Mundial cuyo nombre es el mismo (Adolf) pero con orígenes que les harán estar enfrentados toda la vida (uno es un alemán judío exiliado y el otro es hijo de alemán nazi y japonesa). Es una obra maestra.

14. "Todo eso que tanto nos gusta" de Pedro Zarraluki. 249 páginas (e-book).
Es una novela que parece una de esas comedias francesas con muchos personajes, en las que parece todo un poco surrealista pero que dan la sensación de la vida es maravillosa y que los problemas que uno tiene son sólo ligeros contratiempos que seguro pasarán. A mí me gustó mucho, me resultó amena y alegre.

15. "Maderos" de Ken Bruen. 161 páginas (e-book).
Me encanta la novela negra y cuando me enteré que había un autor que situaba sus novelas de ese género en la ciudad irlandesa de Galway (donde yo pasé un fantástico mes ¿aprendiendo? inglés) lo apunté para darle una oportunidad...Puf, qué error. La historia no se sostiene y el personaje no vale un cagao. Una auténtica pifia.

16. "Crimen" de Irvine Welsh. 438 páginas.
Este libro me lo dejó mi amigo P. para que me lo leyera. La verdad es que me alegro de no haberlo comprado porque no hay nada de lo que caracteriza las novelas de Welsh normalmente. No es transgresora, no usa un lenguaje arrabalero, no tiene gracia, etc. No digo que el libro sea malo, simplemente es que la historia que esperas no es la que te encuentras y eso a mí me decepcionó.

17. "La testa perduta di Damasceno Monteiro" de Antonio Tabucchi. 239 páginas.
Una joyita de novela a la altura de su famosa "Sostiene Pereira" (que me he leído en español y en italiano, como ésta) en la que el autor italiano nos cuenta la investigación que lleva a cabo un periodista en Oporto cuando unos gitanos se encuentran por casualidad la cabeza de un ser humano cerca de su asentamiento. Me lo trajeron los Reyes por mediación de V.

18. "Footnotes in Gaza" de Joe Sacco. 419 páginas.
Se trata de un cómic en inglés multipremiado, la historia es simplemente acojonante. Del autor y de su obra (incluido este libro) ya hablé aquí.

19. "El oficinista" de Guillermo Saccomanno. 199 páginas.
Es simplemente acojonante pero no recuerdo prácticamente nada de este libro, lo único que puedo señalar es la sensación que me quedó (me pareció un buen libro, pero nada fuera de lo normal) y que se trataba de un personaje gris que comienza a cambiar cuando comienza a tratar a una mujer que conoce en el trabajo.

20. "Cineclub" de David Gilmour. 254 páginas.
Este es un libro en el que se cuenta la experiencia del autor con su hijo adolescente cuando éste decide dejar de ir al instituto. La solución que se le ocurre es empezar a ver películas con él y luego comentarlas, siguiendo una serie de reglas. La verdad es que a priori me resultaba muy interesante, pero una vez que te zambulles en él la historia (que es real) no es tan atrayente y se queda en un ni fu ni fa.

21. "La cuarta K" de Mario Puzo. 404 páginas (e-book).
Me he leído casi todos los libros de Mario Puzo, el autor de "El padrino". Normalmente son muy interesantes y entretenidos (la mayoría tienen que ver con la Mafia o similar) pero éste en concreto es un coñazo mayúsculo, es una historia de serie D (la B se queda corta) que parece un telefilme de pseudointriga de los fines de semana.

22. "Invisible" de Paul Auster. 187 páginas (e-book).
Me he leído todos los libros de Paul Auster, me han gustado mucho o muchísimo casi todos y me han dejado normalmente un buen recuerdo, sin embargo con éste simplemente no recuerdo ni de qué iba, ni siquiera me acuerdo si me pareció bueno o malo, aunque si no dejó ningún poso tampoco debió ser ninguna maravilla como otros libros suyos que sí me dejaron esa sensación ("La música del azar", "El libro de las ilusiones" o "La trilogía de Nueva York").

23. "Si los muertos no resucitan" de Philip Kerr. 436 páginas (e-book).
Es la última entrega que he leído (el número 6) del detective alemán Bernie Gunther que protagoniza varios de los libros de Philip Kerr. El personaje me encanta, es el típico perdedor habitual de novela negra, sarcástico, bocazas, listo...El típico con el que el lector se engancha y además en la época previa, durante y después de los nazis. Esa es la razón principal de que me haya leído todos esos libros, porque si fuera por la calidad de la historia y la verosimilitud de la trama, no habría llegado a este sexto episodio. En concreto en este se riza el rizo de tal manera que al que ha sido fan convencido como yo, lo único que consigue el autor es cabrearle.

24. "Diccionario de nombres propios" de Amélie Nothomb. 67 páginas (e-book).
Una novela corta de la gran Amélie para tratar de romper la mala racha de los últimos libros. No es el mejor de los suyos pero como siempre consigue sorprenderte en cuanto te adentras en la historia (normalmente son fuera de lo común).

25. "El mundo" de Juan José Millás. 137 páginas (e-book).
Con este libro el autor ganó el premio Planeta. La verdad es que a mí eso me la trae al pairo pero tenía curiosidad porque sigo las columnas de Millás desde hace años (también sus apariciones en La ventana en la Cadena SER). Los libros de Millás son siempre muy originales (rozando la onírica en muchos casos) pero siempre narrados de tal manera que hacen que te creas cualquier historia. En este caso el autor recurre a su niñez para contar una historia cercana y muy humana que resulta enternecedora.

26. "La estrategia del agua" de Lorenzo Silva. 280 páginas (e-book).
Es la última entrega de las aventuras del guardia civil Rubén Bevilacqua y su compañera Virginia Chamorro. Con este me pasó como con el de Bernie Gunther, me da la sensación de que las tramas con estos personajes van decayendo, aunque también sé que el bueno de Lorenzo Silva (me he leído casi todos sus libros) es capaz de remontar el vuelo.

27. "El teorema del loro" de Dennis Guedj. 537 páginas.
Lo venden como si fuera "El mundo de Sofía" pero de matemáticas y no es más que un coñazo mayúsculo que es imposible que atraiga a los niños (para los que las matemáticas que muestra el libro sería lo adecuado) por su grosor, ni a los adultos por lo soporífera que es la historia.

28. "Riña de gatos" de Eduardo Mendoza. 349 páginas (e-book).
Como en el caso de Millás, este libro de Eduardo Mendoza también fue premio Planeta, pero en este caso el libro no vale ná de ná. Es aburrido, carece de coherencia y de consistencia, y al final en realidad no sabes qué es lo que el autor quería contarte de verdad. Ni siquiera tiene gracia, algo que Mendoza si ha sido capaz de conseguir en otras novelas como "Sin noticias de Gurb", "El misterio de la cripta embrujada" o "El laberinto de las aceitunas" que al menos a mí me hicieron aficionarme a su obra.

29. "Historias de Roma" de Enric González. 123 páginas.
Es sencillamente formidable, una delicia, una joya. Como sucede con todo lo que escribe el gran Enric González (nada de ficción, aunque lo parece en muchos casos), las historias que vienen en el libro (la mejor la de Berlusconi) son originales, divertidas y muy instructivas. Igual que en sus anteriores obras ("Historias de Nueva York", "Historias de Londres" e "Historias del Calcio") lo único que lamentas es que se acabe el libro. Cuando vaya a Roma iré con este libro en las manos para poder disfrutar de algunas de las cosas que vienen en él. Por si no se nota, soy muy muy fan de Enric.

30. "La fata carabina" de Daniel Pennac. 124 páginas (e-book).
Lo más curioso de este libro, que es el segundo de la original saga escrita por Pennac sobre la familia Malaussene, es que me había comprado el tercero de la serie por 1€ y sólo lo encontré en italiano para poder leerlo en el e-book (porque el libro de bolsillo estaba descatalogado). El caso es que todavía no me he leído el tercero...

31. "Taxi" de Khaled Al Khamissi. 101 páginas (e-book).
Es un libro interesantísimo para conocer lo que pasaba en Egipto antes de la Primavera Árabe. Son todo conversaciones del autor con taxistas de El Cairo en los que habla de prácticamente todo, con lo que resulta muy sencillo ponerse al día sobre la situación que había con Mubarak y también sobre lo que puede pasar en un futuro cercano. Muy recomendable no sólo por esto sino porque es muy divertido (a veces, claro está) y es muy original.

32."Gorazde: Zona protegida" de Joe Sacco. 227 páginas.
Del gran Joe Sacco y de esta obra en particular hablé aquí.

33. "Maletas perdidas" de Jordi Puntí. 224 páginas (e-book).
Esta es una novela muy original de la que oí hablar en la radio y me la apunté en mi lista de futuribles. Resulta que los cuatro hijos de un camionero (todos llamados Cristóbal pero en la lengua de su país de origen) de cuatro países distintos y de cuatro madres diferentes se reúnen en Barcelona para recomponer la historia de su padre (y de su amigo del alma) para tratar de encontrarle porque ha desaparecido. Aunque parezca inverosímil no tiene puntos flacos, es muy entretenida y recomendable.

34. "¡Indignaos!" de Stéphane Hessel. 60 páginas.
Poco puedo añadir yo a este manifiesto que ha servido de acicate para que la gente saliera a la calle a protestar por la situación de la sociedad. Debería leerlo todo el mundo.

35. "El inocente" de Ian McEwan. 270 páginas (e-book).
En la Alemania posterior a la II Guerra Mundial un inglés se ve envuelto en una operación de espionaje entre los servicios secretos ingleses y americanos, mientras que cae en los brazos de una alemana de dudosa fiabilidad. El título es irónico a más no poder, pero la novela es fantástica,  no por su originalidad sino porque mantiene la tensión en todo momento y se lee del tirón. De McEwan sólo había leído "Amsterdam" y me pareció un coñazo pero gracias a este libro le daré otra oportunidad.

36. "Pyongyang" de Guy Delisle. 176 páginas.
Del autor y su obra ya hablé aquí.

37. "En el café de la juventud perdida" de Patrick Modiano. 66 páginas (e-book).
Una novelita corta de la que no recuerdo nada de nada...Supongo que no me disgustó (tampoco me causó gran impacto, eso es obvio) porque no he borrado de mi libro electrónico el resto de obras del autor que me había descargado.

38. "Botchan" de Natsume Soseki. 148 páginas (e-book).
De éste sí me acuerdo bastante bien. Se trata de la historia de un joven licenciado japonés que va desde la urbe a un pueblo a impartir clase y choca frontalmente con las tradiciones y costumbres que allí se encuentra. Es muy divertido y si no te informas de cuándo fue escrito (Soseki lo escribió en 1906) casi podrías pensar que bastante actual. Una delicia.

39. "Resurrección" de Craig Russell. 259 páginas (e-book).
Se trata del tercer libro de la serie escrita por Craig Russell sobre el comisario Jan Fabel de la policía de Hamburgo. Quizá sea de los tres que he leído el que tiene la trama más previsible, aunque es cierto que dentro de lo manido que es el tema de los asesinos en serie, el autor consigue algunos puntos de originalidad que hacen apetecible su lectura.

40. "Tren nocturno" de Martin Amis. 120 páginas (e-book).
He leído bastantes libros de Amis y la verdad es que yo lo calificaría de escritor irregular, es capaz de escribir auténticas obras maestras (como "La casa de los encuentros" o "Dinero"), novelas soporíferas (como "Campos de Londres") y libros como éste que son ni fu ni fa. El caso es que como no sabes qué te vas a encontrar sigues leyendo sus obras...

41. "Orsai Nº 2" VV.AA.
De Orsai y Casciari ya hablé aquí.

42. "La carretera" de Cormac McCarthy. 127 páginas (e-book).
Es un novelón, probablemente de lo mejor que he leído este año. Cuenta la historia de un futuro cercano y apocalíptico en el que un hombre y un niño caminan por una carretera con dirección a un supuesto lugar mejor. No sé cómo serán el resto de novelas de Cormac McCarthy pero con ésta (que ganó el Pulitzer en 2007 y fue llevada al cine) se ha ganado mis respetos y las ganas de seguir leyéndole.

43. "Ácido sulfúrico" de Amélie Nothomb. 64 páginas (e-book).
Me estoy dando cuenta de que me he fusilado los libros de la buena de Amélie este año y para 2012 no me va a quedar ninguno...En este caso se inventa la historia de un programa de TV en plan "reality" como los de Gran Hermano y demás basuras, pero con el formato de un campo de concentración. En este tipo de realidad exagerada (¿o no?) es donde mejor escribe esta autora. Muy recomendable.

44. "El hombre que confundió a su mujer con un sombrero" de Oliver Sacks. 289 páginas (e-book).
Se trata de la recopilación de casos de enfermedades neurológicas tratados por el autor (Sacks es famoso por haber escrito "Despertares" que luego se convirtió en película). Resultan muy curiosos pero cuando se mete en harina respecto a cada caso el que es profano (como yo) se aburre un poco.

45. "Prosperidad" de Carlos Herrero. 222 páginas.
Este es un libro muy original, con una clara influencia de Bukowski en la manera de escribir, lo que hace que una historia muy dura resulte muy divertida. Es una lástima que autores jóvenes como éste no tengan las oportunidades que se merecen y sean editoriales pequeñas las que lo editen, porque hay autores "consagrados" que matarían por tener sólo un ápice de la originalidad de este chico.

46. "Periquín y Gustavín" de Eduardo Vázquez. 152 páginas.
Este fue un regalo de Reyes por instancia mía. Es curiosa la edición (como las de hace 40 ó 50 años) pero las historias están pasadísimas de moda y se hace pesado.

47. "Los lemmings y otros" de Fabián Casas. 147 páginas.
A este autor lo descubrí leyendo Orsai, me gustó mucho la historia que publicó ahí y me decidí a darle una oportunidad. El libro es de relatos y resulta tan entretenido que el número de páginas se te hace muy corto.

48. "El edificio Yacobián" de Alaa Al-Aswany. 175 páginas (e-book).
Del mismo modo que con "Taxi" del que he hablado antes, este libro te ayuda a saber qué es lo que se cocía en Egipto durante el mandato de Mubarak. En este caso es una novela sobre la gente que habita un edificio de la capital y, además de ser muy instructivo (se ve toda la corrupción y demás cosas chungas) está escrito de manera fantástica. Lo recomendó el gran Enric González en un artículo de su blog.

49. "Albion" de Alan Moore. 144 páginas.
Es un cómic del famoso Alan Moore ("Watchmen", "V de Vendetta", "From Hell", etc.) en el que se cuenta qué fue de los superhéroes británicos de mediados de siglo XX. La verdad es que es un poco rollete y está muy lejos de sus trabajos más famosos.

50. "La mesa limón" de Julian Barnes. 234 páginas.
Este es un libro de relatos, bastante irregular, con algunos más que decentes pero con otros mediocres. La verdad es que no sé si leer más libros de este tipo, porque me leí "Inglaterra, Inglaterra" y fue un peñazo así que me lo tendré que pensar.

51. "El sacrilegio de Alan Kent" de Erskine Caldwell. 77 páginas.
Un librito escrito como si fuera un poema largo, muy original y con un estilo que recuerda a John Steinbeck, que es uno de mis escritores favoritos.

52. "Más respeto que soy tu madre" de Hernán Casciari. 267 páginas.
De Casciari ya hablé aquí. Eso sí, he de resaltar lo mucho que me mosqueó que "tradujeran" al castellano español lo que Casciari había escrito en porteño, es un insulto a la inteligencia y me dieron ganas de exigir que me devolvieran el dinero.

53. "Las partículas elementales" de Michel Houellebecq. 280 páginas (e-book).
Había leído ya un libro de este famoso escritor francés, "Extensión del campo de batalla", justo el que le dio la fama, y después de haber leído éste puedo afirmar que me leeré más libros suyos, básicamente porque sus novelas son originales y transgresoras, del tipo que no sabes qué va a suceder y eso normalmente me atrae sobremanera en un autor.

54. "El poder del perro" de Don Winslow. 629 páginas (e-book).
Un peñazo de libraco que no se lo deseo a nadie a menos que padezca insomnio. Mi colega J. de la facultad dijo que era muy malo y no le escuché...Error. Se trata de un coñazo de historia sobre cárteles de la droga en Méjico, con una familia de malos muy malos y un bueno atormentado. Es tan mala que ni valiéndose de los tópicos de este tipo de historias consigue enganchar. Está casi a la altura (más bien bajura) de otra mierda que me leí meses después de John Verdon.

55. "Juego de manos" de Jason Lutes. 151 páginas.
Este es un cómic del autor de la trilogía de Berlín. La historia es interesante (es un joven mago que ha de reencontrarse a sí mismo tras años obsesionado con la muerte de su hermano) y aunque no llega al nivel de su obra más famosa, gracias a que el dibujo es muy bueno y la trama entretenida, es un libro notable, más tratándose de su ópera prima.

56. "El ladrón de chicles" de Douglas Coupland. 283 páginas.
Compré este libro en la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión que se celebra en Madrid en primavera y en otoño. Lo hice influenciado por lo original que me había parecido "jPod" del mismo autor canadiense (famoso por el término Generación X y la novela "Microsiervos") pero la verdad es que ésta es una obra francamente menor, es decir, floja floja.

57. "Un niño prodigio" de Irene Némirovsky. 100 páginas.
Está es una novela corta que también compré en la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión. Al contrario que la anterior ésta me gustó mucho. Se trata de una especie de cuento o fábula que narra lo que le ocurre a un pequeño muchacho de origen más que humilde que es requerido a la corte de una noble por lo maravillosa que es su voz. La autora (famosa por la novela sin terminar "Suite francesa") merece mucho la pena.

58. "Una historia violenta" de John Wagner y Vincent Locke. 286 páginas.
Un cómic simplemente fantástico, probablemente del que se conoce más la adaptación cinematográfica que realizó David Cronenberg y protagonizó Viggo Mortensen. En ella se cuenta la historia de cómo años después de un pecado de juventud, la realidad llama a la puerta de un respetado y honorable padre de familia que vive en un pueblo perdido. Fantástica historia.

59. "Días y noches" de Andrés Trapiello. 209 páginas (e-book).
Se trata de una novela de exiliados de la Guerra Civil española, escrita de manera muy original, como si fuera un falso diario. La historia resulta muy cercana y está muy bien escrito. El autor no es quizá de los escritores españoles más conocidos, pero yo que he leído varias de sus novelas (también es poeta) lo recomiendo fervientemente.

60. "El prestigio" de Christopher Priest. 636 páginas (e-book).
Este es un libro muy original y entretenido, en el que se narra la rivalidad de dos magos durante toda su carrera en la Inglaterra de finales del siglo XIX y principio del XX. Tuvo tanto éxito que fue llevada al cine por Christopher Nolan con Hugh Jackman y Christian Bale como protagonistas.

61. "Mercaderes del espacio" de Frederik Pohl y Cyril M. Kornbluth. 170 páginas (e-book).
Una novela de ciencia-ficción y aventuras, situada en un futuro nada halagüeño, en el que la publicidad manda sobre todas las cosas y los individuos están separados en castas. Es francamente buena, muy entretenida y con mucho ritmo, a mí particularmente es de ese tipo de historias de ciencia-ficción que me encantan, con acción y aventuras unidas a la reflexión sobre el mundo futuro.

62. "El pibe que arruinaba las fotos" de Hernán Casciari. 138 páginas (e-book).
Se trata de una adaptación de algunos de los posts más memorables del blog de Hernán Casciari, del que ya he hablado. Muy divertido pero es mejor leerlo directamente del blog porque en caso contrario pierde algo de frescura.

63. "Sunset Park" de Paul Auster. 222 páginas (e-book)
Pues probablemente sea la peor novela de Auster, cuyas obras casi siempre me habían encantado. Aunque creo que la crítica más visceral, con más mala leche y también la más divertida se pudo leer en el blog de Moli.

64. "Muerte de una heroína roja" de Xiaolong Qiu. 396 páginas (e-book).
Me bajé la serie de novelas del inspector Chen Cao buscando lo mismo que me pasa con los autores europeos, es decir, saber algo más de la sociedad y la cultura chinas a través del divertimento de la resolución de un caso policial. Sin embargo, aunque el retrato existe, la trama no es para tirar cohetes y resulta un poco pesadete, así que no sé si leeré más novelas de este tío.

65. "Me talk pretty one day" de David Sedaris. 165 páginas (e-book).
Este es un libro divertidísimo de un escritor divertidísimo. Me he leído varias obras de este tío y siempre son de caerse de espaldas de la risa. Es curioso que aquí no sea tan famoso o tan conocido, porque se trata de un autor del que estoy convencido que el que lo lee se hace asiduo a sus libros. Es tan bueno que lo leí en inglés y aún así me reía, jajaja.

66. "Crímenes imperceptibles" de Guillermo Martínez. 146 páginas (e-book).
Gracias a la maravilla del libro electrónico pude leer esta novela, en la que se basó Álex De la Iglesia para hacer la película "Los crímenes de Oxford" con Frodo (siempre terminas apareciendo, bribón) y Leonor Watling entre otros, en su versión original en castellano argentino y no esa puta mierda con la que pseudotraducen a un castellano neutro (por no decir sucio) y que hace que se pierda parte de lo que el autor cuenta. Como anécdota de esta entretenida novela he de señalar que el gran mago René Lavand sale brevemente como personaje.

67. "Autosole" de Carlo Lucarelli. 82 páginas (e-book).
Se trata de una novela corta en italiano en la que se cuenta lo que pasa por la cabeza de varios personajes en una autopista de paso en pleno verano. Entretenidilla.

68. "La espada leal" de George R.R. Martin. 160 páginas.
Este es un cómic que es la continuación de otro ("El caballero errante"), ambos basados en el mundo desarrollado por Martin en la fantástica saga de Canción de hielo y fuego. Es entretenido y más para fans freakys como yo que se leyeron los libros antes de que sacaran la serie.

69. "Un encargo difícil" de Pedro Zarraluki. 141 páginas (e-book).

Dado lo mucho que me había gustado el otro libro de Zarraluki que he comentado antes, cogí éste con muchas ganas (más sabiendo que fue Premio Nadal) y la verdad es que me decepcionó un poco, no porque estuviera mal escrito o porque la historia no fuera interesante sino quizá porque esperaba una novela más alegre.

70. "Soy un gato" de Natsume Soseki. 454 páginas (e-book).
Si "Botchan" me encantó, no puedo decir lo mismo de este libro. Me pareció un coñazo indecente, aburrido hasta decir basta, y eso que la premisa inicial (un gato que cuenta su historia en primera persona) era de lo más original.

71. "Shenzen" de Guy Delisle. 148 páginas.
De este autor y de su obra hablé aquí.

72. "Le perfezione provvisorie" de Gianrico Carofiglio. 236 páginas (e-book).
Esta novela en italiano que me leí sin saber ni de qué iba ha sido uno de los descubrimientos del 2011. Se trata de una novela negra de las que me gustan a mí, con trama bien enlazada, con historia de trasfondo y con un personaje principal con el que te sientes identificado. Magnífica.

73. "Los niños de Sukhavati" de Jostein Gaarder. 58 páginas (e-book).
Una novelita corta o fábula infantil del autor de "El mundo de Sofía". Como todas sus obras, a mí me parece entretenida y deliciosa.

74. "Hay algo que no es como me cuentan" de Juan José Millás. 62 páginas (e-book).
Una historia escalofriante, descrita de manera precisa y con mucho interés, de la mano del genial Juanjo Millás. Se trata de la historia de Nevenka Fernández, una concejala del PP en Ponferrada a la que el alcalde acosó sexualmente llegando casi a arruinarle la vida. Simplemente fantástica, de lo mejor que he leído en el año.

75. "La máquina de follar" de Charles Bukowski. 134 páginas (e-book).
Como todos los libros de este autor, en éste nos encontramos historias llenas de sordidez, bajos fondos, alcohol, apuestas, vagabundeo...No sé qué tendrá pero el caso es que a mí me resulta más que interesante leerme alguna de sus obras cada cierto tiempo.

76. "The fixer. A story from Sarajevo". Joe Sacco. 106 páginas.
Se trata de un cómic en inglés multipremiado, la historia es simplemente acojonante. Del autor y de su obra (incluido este libro) ya hablé aquí.

77. "Quaderni ucraini" de Igort. 188 páginas.
En esta maravilla de cómic en italiano (que me compré en Bolonia el día de mi cumpleaños) el autor repasa lo acaecido cuando, en una de esas historias reales que la gente no suele conocer, Stalin decidió matar de hambre a todo un país (la actual Ucrania). Es simplemente fantástico, es una lástima que no pueda acceder fácilmente a más cómics de este tío en italiano.

78. Orsai Nº3 VV.AA. 212 páginas.
De Orsai ya hablé aquí.

79. "Nunca la jodas" de Jens Lapidus. 836 páginas (e-book).
Se trata de la segunda entrega de la "Trilogía negra de Estocolmo" en la que el abogado Jens Lapidus retrata los bajos fondos de la capital sueca. El estilo de escritura es muy particular y las historias entremezcladas en ambos volúmenes son ágiles y muy entretenidas. Este año me leeré la tercera parte.

80. "Il tempo invecchia in fretta" de Antonio Tabucchi. 173 páginas.
Otra novelita más que interesante del autor de "Sostiene Pereira", aunque más floja que ésta y que la otra que he comentado anteriormente.

81. "A cien millas de Manhattan" de Guillermo Fesser. 495 páginas.
En este libro de uno de los componentes del dúo Gomaespuma, narra las vicisitudes que vivieron él y su familia una temporada (más de un año) en la que estuvieron instalados en el pueblo de los padres de su mujer (ella es yanqui). Resulta muy entretenido porque está lleno de anécdotas y curiosidades.

82. "No mires debajo de la cama" de Juan José Millás. 88 páginas (e-book).
Me estoy dando cuenta de que con Millás me ha pasado como con Amélie Nothomb, he aprovechado lo amenos y entretenidos que son sus libros para metérmelos entre pecho y espalda en épocas en las que quería algo corto y bueno, y lo que me ha pasado es que me los he fusilado. Bueno, volviendo al libro, he de decir que se trata de una novela muy de Millás, en la que se mezcla la realidad con la ficción más pura y el resultado es como un sueño.

83. "Correr" de Jean Echenoz. 129 páginas (e-book).
Una maravilla de libro, también entre los mejores que he leído este año. Es el relato de la vida del gran atleta checo Emil Zátopek, una especie de biografía novelada, aunque en apariencia es más novela que biografía. Es simplemente deliciosa y muy entretenida.

84. "El doble crimen de la Línea Maginot" de Pierre Nord.
Éste me lo compré en una librería de libros antiguos que hay en Isla (Cantabria) que abre su propietario (él es de allí) en una especie de garaje durante los meses de verano en vez de abrir la que tiene en Barakaldo el resto del año. El libro no es nada del otro jueves, una trama de espías en la famosa Línea Maginot en la época previa a la II Guerra Mundial.

85. "Viaje de invierno" de Amélie Nothomb. 74 páginas (e-book).
Ya me da hasta vergüenza comentarlo...En este caso es un tipo que ha decidido estrellar un avión por amor...Sí amigos, parece que la tía está loca, pero el caso es que sus libros siempre son así, originales a más no poder.

86. "Gocce di Sicilia" de Andrea Camilleri. 91 páginas.
Este es un libro que me trajo V. de Italia. Se trata de relatos del amigo Camilleri en los que evoca la Sicilia de su juventud. Como todo lo que escribe este hombre, se trata de prosa inteligente y a la vez muy divertida. Muy recomendable, al igual que cualquiera de sus obras.

87. "De repente en lo profundo del bosque" de Amos Oz. 98 páginas (e-book).

No había leído nada de este hombre y la verdad es que como Molinos lo aconsejó en su blog me lo bajé para darle una de mis oportunidades. Se trata de una especie de fábula pero para adultos, es decir, no es el típico cuento con moraleja para todos los públicos, se necesita ir un poco más allá para entender todo lo que el autor pretende contar. Me pareció bastante bueno, así que se ha ganado otra oportunidad.

88. "El orden alfabético" de Juan José Millás. 218 páginas (e-book).
En este caso Millás se pregunta qué sucedería en el mundo si la lengua escrita empezara paulatinamente a desaparecer. Francamente bueno, aunque qué voy a decir yo, que ya ve todo el mundo que me leo todos sus libros, jejeje.

89. "Elegía para un americano" de Siri Hustdvedt. 261 páginas (e-book).
Una novela fantástica, de lo mejorcito que he leído este año (para que luego no haya críticas sobre si leo mujeres o no) y un gran descubrimiento. Para mí la mujer de Paul Auster ha dejado de serlo para convertirse en una novelista con nombre propio, aunque hay que reconocer que el libro lo podría haber escrito el bueno de Paul porque es del mismo estilo.

90. "Nueva York" de Eduardo Mendoza. 94 páginas (e-book).
Se trata de una especie de falsa guía turística en la que el autor describe las partes de la mítica ciudad estadounidense que más le han gustado en su tiempo allí (estuvo trabajando para Naciones Unidas). La verdad es que es muy curioso y, aunque evidentemente haya pasado algo de moda, resulta interesante pensar en ir a los sitios que comenta en el libro.

91. "Todo Paracuellos" de Carlos Giménez. 601 páginas.
En un único volumen se recopilan todas las tiras de cómic autobiográficas sobre el Auxilio Social de la postguerra del historietista español Carlos Giménez. Aunque con el matiz del cómic se pueda tragar más fácilmente, la dureza de las historias (más sabiendo que son reales) hace que se te estremezca el cuerpo. Muy bueno.

92. "Error humano" de Chuck Palahniuk. 201 páginas (e-book).
Esta es una colección de artículos del autor recopilados en un libro y en los que trata diferentes temas más o menos de la actualidad. Como siempre, incluso tratándose de algo real, la capacidad de Palahniuk de convertir cualquier narración en algo original y divertido, hace que su lectura sea un verdadero placer.

93. "Crónicas birmanas" de Guy Delisle. 263 páginas.
Lo comenté aquí.

94. "Sé lo que estás pensando" de John Verdon. 370 páginas (e-book).
Uno de los peores libros que me leí en el año (o directamente el peor) lo comenté aquí.

95. "La muchacha que pudo ser Emmanuelle" de Manuel Vázquez Montalbán. 85 páginas (e-book).
Este es un libro de novela negra de la serie del famoso personaje Pepe Carvalho. Se trata de una saga de novelas bastante diferentes entre sí pero en los que se concentran una serie de características de este tipo de libros de género que me gustan tanto: un personaje principal cojonudo, una buena trama, retrato de la sociedad de fondo e inolvidables secundarios. Quizá no sea de las mejores, pero está a la altura.

96. "La tosca red" de Hakan Nesser. 168 páginas (e-book).
Otro de novela negra, éste sin un personaje tan bueno como Carvalho pero con una historia decente, lo que lo hace bastante pasable. De hecho busqué a ver si había más libros del autor y se ve que no, así que no tendrá más oportunidades.

97. "Apuntes de un derrotista" de Joe Sacco. 178 páginas.
De este cómic hablé aquí.

98. "El camino del tabaco" de Erskine Caldwell. 190 páginas.
Este libro, duro como él sólo, lo compré también en Isla. Antes he escrito de este autor que tenía un estilo parecido al del gran Steinbeck y me reafirmo con este libro. Una historia de miseria, no sólo económica (que se ve rápidamente en la lectura), sino humana. Altamente recomendable, seguro que leeré más libros de este hombre.

99. "L'ultima lacrima" de Stefano Benni. 171 páginas.
Como la mayoría de los libros de Benni (al que siempre he leído en italiano, como en esta ocasión), se trata de una colección de relatos. Al contrario de lo que sucede con este tipo de recopilaciones, en las que normalmente se da la de cal y la de arena con relatos buenos y malos por igual, este fantástico autor no pone límites a su imaginación y originalidad y siempre nos regala una colección de grandes cuentos. Muy recomendable.

100. "Pastoral americana" de Philip Roth. 389 páginas (e-book).
De este fantástico libro hablé aquí.

101. "What makes Sammy run?" de Budd Schulberg. 282 páginas.
Este libro lo compré también en Isla. Están en inglés (de hecho inglés de hace 70 años con lo que hay expresiones que tuve que buscar en el diccionario y se calificaban de arcaicas) y cuenta la historia de un trepa en el Hollywood de aquella época. Es bastante entretenido y consigue que le tengas un ascazo tremendo al cabrón de Sammy (todos conocemos gente así).

102. "Comer animales" de Jonathan Safran Foer. 579 páginas.
De este maravilloso ensayo hablé aqui.

103. "La historia del señor Sommer" de Patrick Süskind y Jean-Jacques Sempé. 48 páginas (e-book).
Tenía muchas ganas desde hace años de leer algún libro del autor de "El perfume", esa fantástica novela con es intrigante protagonista que es Jean-Baptiste Grenouille, y el caso es que buscando en mi burrito (ese fantástico invento que es el eMule) me encontré con esta pequeña joya de cuento ilustrada por Sempé (el que ilustró los libros de "El pequeño Nicolás"). Es una historia simplemente deliciosa, la verdad es que me gustaría encontrarme más obras de este tío, seguro que valen la pena.

104. "La conjura contra América" de Philip Roth. 597 páginas (e-book).
Como me gustó mucho el libro 100, decidí leerme otro de Roth en poco tiempo (yo soy así de ansias) y elegí éste porque me molaba mucho la premisa inicial. Se trata de una novela con la idea de una realidad alternativa en EE.UU. antes de la II Guerra Mundial, en concreto se trata de que Franklin Delano Roosevelt es derrotado en la elección presidencial de 1940 por Charles Lindbergh, que era filonazi y antisemita (el propio Roth es judío), con lo que suceden cosas bastante interesantes. El caso es que me gustó incluso más que la primera novela de Roth que me había leído, es francamente entretenida e interesante.


105. "Asfixia" de Chuck Palahniuk. 247 páginas (e-book).
Otro de Palahniuk (ya ve todo el mundo que soy de fusilar autores). En este el fulano protagonista es adicto al sexo, trabaja en un parque temático de la época colonial y va a restaurantes a fingir que se atraganta con la comida para que alguien lo salve y encima termine pagándole por ello...Con esos ingredientes yo le aseguro al que piense en leerlo que el divertimento está garantizado.

106. "Educación siberiana" de Nikolai Lilin. 347 páginas.
Un libro cojonudo, en el que se cuenta la niñez y adolescencia del autor en Transnistria donde los exiliados siberianos forman clanes de corte mafioso y en el que los diferentes códigos (muchas veces relacionados con tatuajes) son respetados a rajatabla. Me enteré tarde de que el autor lo había escrito originalmente en italiano, porque me habría ahorrado la traducción y los 8 €, aunque ahora que lo sé su segunda obra ya está en mi librito electrónico, jejeje.

107. "Ordeno y mando" de Amélie Nothomb. 157 páginas (e-book).
Otro de Amélie que comenté aquí.

108. "La retaguardia" de Hans Waal. 423 páginas.
¿Qué pasaría si unos soldados nazis de la II Guerra Mundial siguieran vivos, evidentemente muy avejentados, y salieran en la actualidad del búnker en el que han estado todo ese tiempo? Eso es lo que se pregunta el autor de esta novela satírica, un tanto irregular pero entretenida. Pasable, lo compré en la Rambla de Barcelona.

109. "Rubias peligrosas" de Jean Echenoz. 233 páginas.
Este lo pillé en la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión de Otoño porque me había gustado "Correr" y la verdad es que me decepcionó un poco. La historia no está mal, pero no es tan original como para destacar ni llega tanto como el libro que he mencionado. Flojita.

110. "Apólogos y milesios" de Juan García Hortelano. 171 páginas.
También es de la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión de Otoño. Es una mierda como un piano, malo hasta decir basta, pretencioso, incoherente y aburrido. Me lo compré porque había leído un libro de cuentos del mismo autor y ahora hasta pienso que me pude haber equivocado con el nombre. De lo peor del año.

111. "Muerte en Estambul" de Petros Márkaris. 183 páginas (e-book).
De este gran ejemplo de novela negra actual hablé aquí.

112. "Charlas con mi hemisferio derecho" de Hernán Casciari. 249 páginas.
De este fantástico libro de relatos ya hablé aquí.

113. Orsai Nº4 VV.AA. 212 páginas.
De Orsai ya hablé aquí.

114. "Atlas de geografía humana" de Almudena Grandes. 464 páginas (e-book).
Un libro maravilloso, de lo mejorcito del año, un gran descubrimiento. Se trata de una historia de 4 mujeres que están trabajando en una editorial en el proyecto de un atlas por entregas de esos de colecciones de los quioscos. El retrato de los personajes es tan cercano y tan real que parece que los conozcas de verdad. Me ha parecido sublime, más que recomendable, un ejemplo de que todavía hay mujeres escritoras que saben escribir (y no Matilde Asensi, Julia Navarro y demás morralla).

115. "Barrio lejano" de Jiro Taniguchi. 403 páginas.
De este entrañable cómic hablé aquí.

116. "Indiana Jones and the tomb of ice". 75 páginas (e-book).
Este es otro guión de Indy, pero al contrario que el anterior es malo como él sólo puede serlo. Podrían haberse limpiado el culo con él después de escribirlo. Lo peor es que éste, al contrario que el primero que me leí, es oficial...No me extraña que pergeñaran semejante despropósito en esa basura de cuarta entrega de una saga que, visto lo visto, debió quedarse en trilogía.

117. "El último encuentro" de Sándor Márai. 114 páginas (e-book).
Sencillamente una obra maestra. La introducción de la historia, la descripción de los personajes y la sutileza de toda la trama son tan absolutamente majestuosas que dejan en el lector la sensación de ser testigo de algo grande. No voy ni a decir de qué va, sólo que se trata del encuentro de dos viejos amigos muchos años después de haberse visto por última vez. Imprescindible.

118. "Esperándolo a Tito y otros cuentos de fútbol" de Eduardo Sacheri. 104 páginas.
El que diga que el fútbol y la literatura (dos de mis pasiones) no pueden ir de la mano no ha visto jugar a Messi (lo que hace es arte, no sé si literatura pero me deja sin palabras) ni ha leído este libro del autor de la famosa "La pregunta de sus ojos. Es divertido y entretenido, muy muy bueno.

119. "La sal de la vida" de Anna Gavalda. 64 páginas (e-book).
Un libro de esos que te dan ganas de vivir, un canto a la alegría y al divertimento (el título es más que apropiado). Se trata de una especie de road movie en la que no sabes qué va a pasar en ningún momento y en la que no pierdes la sonrisa en ninguna de sus páginas. Altamente recomendable.

120. "¡Menudo reparto!" de Jonathan Coe. 478 páginas.

La verdad es que me costó entrar en esta novela, pero una vez que te sitúas dentro de la horrible familia Whinshaw, toda la bilis, el sarcasmo y el toque satírico que pone el autor hacen que desees que no se acabe nunca. Muy muy buena.

121. "Voi non sapete" de Andrea Camilleri. 156 páginas (e-book).
De este pseudodiccionario hablé aquí.

122. "La mala mujer" de Marc Pastor. 169 páginas (e-book).
Se trata de una historia basada en un caso real que sacudió a la Barcelona de principios del siglo XX, tristemente protagonizado por Enriqueta Martí, la llamada vampiro de la calle Ponent. Pone el punto original de que La Muerte es la narradora de la historia pero no es nada del otro jueves.

123. "The Wire: 10 dosis de la mejor serie de la televisión" de VV.AA. 192 páginas (e-book).
Pues tenía muchas ganas de leer este libro porque la serie The Wire me encantó, era pura literatura en la pantalla. Sin embargo el libro es flojete y se repite mucho en los comentarios de los autores de la serie (el editor es un poco chori), aunque para los fans resulta interesante.

124. "HHhH" de Laurent Binet. 266 páginas (e-book).
Un libro histórico que no es ni novela ni biografía, más bien una biografía novelada como con "Correr" de Jean Echenoz. Se trata de una recreación del atentado que supuso la muerte del jerarca nazi Reinhard Heydrich (que fue un pájaro de cuidado). Yo soy muy aficionado a la II Guerra Mundial, pero se trata de una historia interesante incluso para los profanos.

125. "Física de lo imposible" de Michio Kaku. 302 páginas (e-book).
Este es un libro de divulgación bastante interesante en el que el autor trata de explicar si son posibles o no determinados avances (el teletransporte, el viaje en el tiempo, etc.) y cuándo cree que el ser humano podrá conseguirlo. Entretenidillo, pero has de tener cierto nivel de conocimiento para pillarlo todo.

126. "The book thief" de Markus Zusak. 276 páginas (e-book).
Este es un libro en inglés que me he leído para clase de la Escuela Oficial de Idiomas. No está mal del todo, aunque se hace pesado por lo largo que es sin contar apenas nada (le sobran páginas a tutiplén), aunque siendo un bestseller (suelen ser bastante malos, la verdad) no podía esperar ninguna maravilla. Lo único original es que el narrador es La Muerte...Y eso me había pasado hacía 4 libros.

127. "El coche de bomberos que desapareció" de Maj Sjöwall y Per Wähloo. 164 páginas (e-book).
Antes que el genial Henning Mankell y su maravilloso inspector Wallander, estaban estos dos autores con su serie de 10 libros sobre el inspector Beck, en los que a través de los relatos querían reflejar las miserias del famoso estado del bienestar. Todos los que me he leído hasta el momento son muy buenos.

128. "Dos viajes en automóvil" y "El amor propio de Juanito Osuna" de Miguel Delibes. 67+12 páginas (e-book).
Lo primero son dos diarios de dos viajes que hizo el autor a Suecia y a los Países Bajos. Su descripción de lo que ve y sus análisis son para enmarcar, de verdad me da una pena tremenda que genios como Delibes no vivan para siempre. El último es un relato corto que recuerda a "Cinco horas con Mario".


En resumen, de los 128 totales han sido 72 libros leídos en el e-book, 12 cómics y el resto (44) libro convencional. Además han sido 10 en italiano, 8 en inglés y el resto (110) en español, y esto es algo que va a cambiar, porque voy a tratar de leer más libros en su lengua original (en inglés e italiano que es lo que entiendo, claro está) con lo que es probable que lea menos pero también que esté más repartido. No me he parado a mirar cuántos hay de cada autor (de Amélie Nothomb, Millás o Palahniuk tienen que 3 ó más) ni cuántos hombres y mujeres hay, si alguien se aburre que me lo diga y lo apunto.

martes, 17 de enero de 2012

"La historia de Loso" y el cumpleaños de mi hermana M.

Hoy es el cumpleaños de mi hermana pequeña M., que tiene ya nada menos que 29 palos. Como ya he hecho en anteriores ocasiones, quería darle mi pequeño homenaje también por aquí. Ojo, eso no significa que no le haga otros regalos, no soy tan rancio, sólo se trata de un detallito más. A mi hermana le gusta la música pero nunca ha sido muy fan de nadie, así que al contrario que en otras ocasiones en las que he puesto alguna canción, he pensado que lo mejor que podía hacer era rescatar un cuento que escribí cuando cumplió 25 años, una historia que me inventé sobre el origen de su muñeco de peluche favorito, Loso. Sé que no es un relato que vaya a ganar algún concurso, pero lo que sí es seguro es que está hecho con cariño y amor. Así que ahí lo dejo. Muchas felicidades M., ojalá cumplas muchos más y yo esté contigo celebrándolo.


"Soy un oso de peluche, ya bastante mayor, propiedad de una dueña muy simpática. M., así se llama, me recibió hace muchos años cuando era una niña y me mantiene todavía siendo ya toda una mujer (hoy cumple 25 años). La que viene a continuación es la historia de mi vida.
Nací (en realidad fui fabricado, pero el trato que he recibido toda mi existencia ha sido muy humano) en una fábrica de juguetes de Elche y mi nombre era Oso gris nº 9906753, en una serie de más de 10.000 osos como yo. Allí, antes del envío a las tiendas, hice mucha amistad con mis hermanos 9906752 y 9906754, los que eran contiguos a mi posición. Teníamos una relación muy estrecha ya que, en las condiciones en las que nos encontrábamos (apilados en un almacén), no sabíamos qué nos depararía el futuro y esperábamos con una mezcla de ansiedad, tensión y miedo. Posteriormente me enteré de que 9906752 fue a la mansión de una niña rica que lo colmó de atenciones pero cuyo doberman lo redujo a trocitos pequeños, una vida intensa pero breve. Por su parte, 9906754 terminó en la oficina de objetos perdidos del aeropuerto de Barajas porque la madre de la niña que era su dueña le obligó a ésta a facturar al pobre 54 (nos llamábamos por los dos últimos números porque así era más cómodo) y un empleado se confundió al trasladarlo con el resto del equipaje. Sin duda el más afortunado de los tres fui yo.
Después de nuestro nacimiento (o fabricación, como se prefiera), estuvimos cerca de un mes en el almacén y de allí nos enviaron a distintas partes de España en pequeños grupos para ir cumpliendo los pedidos recibidos por la empresa que nos fabricó. Yo viajé por carretera con unos 200 osos más, de los que la mayoría se dirigía a centros de El Corte Inglés. El viaje se me hizo eterno porque mis compañeros 52 y 54 ya no estaban conmigo. Al llegar a Madrid, el camión que nos transportaba se dirigió en primer lugar al centro de almacenaje de El Corte Inglés y de allí nos fue llevando al resto a nuestros respectivos destinos. A mí me tocó una pequeña juguetería situada en el P. de E., cerca de la antigua P. del Á.. Allí no lo pasé muy bien, los juguetes somos muy nuestros y cada uno hace la guerra por su cuenta, así que, como la tienda era muy pequeña y no había muchos peluches, me sentí muy solo. Afortunadamente estábamos cerca de las Navidades, por lo que tenía muchas esperanzas puestas en que alguien me comprara y saliera de allí. A pocos días de final de año, J. y P., los padres de M., se acercaron a la tienda y me compraron para su hija. Yo diría que fue amor a primera vista porque nada más verlos entrar tuve la sensación de que mi futuro estaba con ellos, además luego noté, por la forma con la que me miraban, que el sentimiento era recíproco. Al llegar a la casa de J. y P. (no muy alejada de la tienda) me di cuenta de que había tenido mucha suerte, no sé explicarlo, pero había algo en el ambiente que me indujo a pensar que sería feliz con aquellas personas, pese a que todavía me quedaba por conocer al resto de la familia. Al hermano de M., Rísquez, lo conocí a la vez que a su hermana y quizá fuera el único punto negro de aquella familia porque tuvo una época en la que le dio por jugar al boxeador y yo era su “sparring”, aunque, a pesar de eso no era mal chaval. Bueno, volviendo a la historia, tuve que esperar escondido en un armario hasta el día de Reyes para saber quién sería mi dueña a partir de entonces.
M. era una niña pequeña que me recibió como el mejor de los regalos, con los ojos abiertos como platos, sorprendida por lo grande que era (para ella entonces era un gigante), y con una sonrisa de oreja a oreja. Aquella alegría inicial se prorrogó de tal manera que pronto empezó a hacerme sentir parte de su vida. Yo diría que fui el mejor amigo de M. durante bastante tiempo (evidentemente ella para mí también lo fue) e hicimos un montón de cosas juntos: me llevaba a todas partes, jugábamos con el resto de los muñecos (éstos sí eran muy majos, se notaba que los habían elegido a conciencia), comíamos juntos, tomábamos el té, hacíamos nuestras necesidades ya que, además, M. se preocupaba mucho de mi higiene y me mantenía muy limpio (me limpiaba los restos de pis y de caca). Pero, sin duda, lo más bonito que hizo M. por mí fue darme un nombre: Loso.
Como el resto de personas (adultos) se referían a mí como “el oso” y M. era muy pequeña, ella entendía “Loso” y así que me quedé pese a los esfuerzos de J. con M. para que comprendiera que eran dos palabras y no una sólo. El problema que tenía J. era que no entendía que para M. no era “el oso”, si no Loso, el nombre que ella me había dado, mi nombre.
El trabajo de los juguetes, a menos que seamos heredados por otros niños, es como el de los profesionales del deporte, son años intensos pero pocos. Así sucedió conmigo, M. se hizo mayor y dejó de jugar con muñecos, algunos de mis amigos se tuvieron que ir, pero el vínculo especial que siempre nos unió a M. y a mí se mantiene vigente hasta ahora, cuando ella cumple 25 años y yo disfruto de una cómoda jubilación."


Fdo. Loso