Una colección de historias, anécdotas, reflexiones y chorradas varias sin más objetivo que entretener

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Adiós 2014...

Pues ya te tengo que despedir, curioso 2014, la verdad es que se me ha pasado el tiempo volando. Eso normalmente significa que has sido un buen año, pero tampoco lo tengo nada claro. En lo profesional me he mantenido (estoy bastante afianzado) en el puesto de trabajo que tengo, pero me bajaron el sueldo de manera unilateral (a mí y al resto de los asalariados de la consultora) y, pese a buscar otra cosa, no me sale un curro que me suponga un reto o similar (el que tengo ahora está muy por debajo de mis capacidades). Vivo bien porque al ser tan poco exigente me permite una flexibilidad muy positiva, pero en cuanto a sueldo y a llenar mis expectativas se queda muy corto.

Fuiste un año viajero, de eso no hay duda, ya que estuve en Cáceres un finde (con buena compañía y comiendo muy bien), pasando el día en Cuenca, el puente de mayo en Alghero (curiosa ciudad e isla en general Cerdeña), en Moscú y San Petersburgo (una pasada de viaje, uno de esos que siempre quise hacer), en Cantabria una vez más con la familia (es una zona genial para veranear, tiene de todo), en Bilbao con dos chicas fantásticas (y unos pintxos igual de fantásticos) y terminándote ahora en Sevilla para tus últimos días y los primeros de tu predecesor.

En lo personal...Puf, casi paso palabra. Eres difícil de catalogar. La familia bien (exceptuando la caída de la abuela M. en vacaciones que ha sido un palo para todos, ella la primera) y casi paro de contar, porque esperaba más de ti (y de mí) durante estos 365 días. Dejémoslo en que te pondría un NM como los del cole, como el que me pongo a mí. Además has sido el año en el que menos he escrito, lo que me produce frustación conmigo mismo, porque sé que aunque tenga excusas son sólo eso, excusas, y que podría haberme puesto en más ocasiones. ¿Ves como yo también merezco el NM? Y eso que has sido el año en el que gané un concurso en la tele (esa es una historia que contaré algún día por aquí).

Aunque claro, tras la de cal viene la de arena y viceversa, ¿cómo si no catalogar un año en el que el Madrid gana la archiansiada Décima y poco después la armada invencible que era la selección se hace pedazos en Brasil? Supongo que con el tiempo sólo se te recordará por lo del Madrid, pero aquel partido contra Holanda...Al menos el Estu no ha bajado (todo hacía preverlo hace un año) aunque seguimos dando tumbos.

Eso sí, eres el año en el que surgió Podemos y eso es complicado que se olvide, básicamente porque son el adversario más duro que ha tenido el bipartidismo y la "casta" en general (es decir la corrupción que hace que el país se pudra). No creo que les vote (aunque pueda tener algo de sintonía con lo que dicen) pero el aire fresco se agradece entre la podredumbre de la política anclada en la mal llamada Transición. Al menos eso ha parecido.

Bueno, es el momento de despedirte, ya no tiene sentido que te quedes más, espero que el que te sigue sea mejor que tú...


lunes, 22 de diciembre de 2014

Victoria de Estudiantes sobre el Barça a ritmo de Salgado, el Curro Romero colegial

El Estu consiguió ayer una nueva victoria ante uno de los dos grandes de la Liga ACB (tras tumbar al Madrid hace dos semanas, un doble éxito que no se daba en el club de Serrano 127 en la misma temporada desde hace años), en este caso el F.C. Barcelona, por un fantástico 102-96, un marcador que resume a las claras qué tipo de partido fue: entretenido, con muchas canastas y con espectáculo por ambos bandos. La primera parte de claro color blaugrana (21-31 tras el primer cuarto y 51-57 al descanso) aunque las sensaciones en el intermedio eran positivas para el conjunto estudiantil, y se confirmaron en un gran tercer cuarto (71-70) y un serio último período en el que le dieron la puntilla al equipo catalán.


Como decíamos, el partido fue de gran espectáculo por los dos equipos. En un lado un Barça mermado por las lesiones de sus exteriores (aunque cuenta con un roster que le permite tener a Hezonja de último hombre de la rotación cuando sería titular en el 90% de los equipos ACB) pero con el resto de sus piezas a punto, apoyado en Pleiss y Thomas pero sobre todo con Doellman, que se fue al descanso con 14 puntos sin fallo y acabó con 25 y 29 de valoración. En el otro la defensa y actitud de Rabaseda, el oficio de Slokar y unos memorables Nacho Martín (24 puntos y 28 de valoración) y Van Lacke (25 puntos y 33 de valoración) ponían la guinda al enorme partido de Javi Salgado (20 puntos y 6 asistencias para 20 de valoración), el verdadero termómetro del equipo colegial.


Estudiantes ha ganado cuatro partidos en lo que llevamos de temporada, justo los cuatro en los que la actuación de Javi Salgado ha sido sobresaliente, ¿casualidad? Lo dudo. El eléctrico base bilbaíno actúa como Curro Romero en la plaza de toros, dando la de cal y la de arena en cada partido, capaz de meter triples de último segundo de posesión con un defensor más alto encima (esto no es complicado, el bueno de Javi debe medir como yo, poco más de 1,70) o de comerse posesiones por no tener a quien pasar la bola. Eso sí, el día que (como ayer o frente al Madrid, pero sobre todo la primera jornada frente a Gipuzkoa Basket) suena la flauta da gusto verlo a él y al equipo, que juega como el Estudiantes de toda la vida: defendiendo con el cuchillo entre los dientes, contraataques rápidos y espectáculo garantizado. La plaza se dividía entre fans acérrimos y odiadores máximos de Curro, hoy pasa lo mismo en el Palacio de los Deportes con el base estudiantil. Yo soy de los que voy al Palacio a ver a Salgado, porque cuando Curro está bien no hay nadie como él.


jueves, 18 de diciembre de 2014

Libros Leídos Noviembre 2014

El mes de noviembre llegó a su fin hace más de dos semanas y es hora de hacer reseña de las lecturas del mismo. No fueron muchas, sólo 7, de las cuales 5 en español, una en inglés y otra en italiano. Por géneros: dos novelas, un guión de cine, un ensayo, un libro de relatos, un cómic y una revista futbolera. Siguiendo con el listado de libros leídos durante el año:

87. "El señor del carnaval" de Craig Russell. 384 páginas (e-book).

Craig Russell es un escritor de novela policiaca, de hecho mejor voy a hacer una distinción entre la novela policiaca y la novela negra, antes de seguir con la reseña de este libro. La novela policiaca es esa en la que lo que prima principalmente es la resolución de un caso criminal, y la negra en la que la trama es una excusa para relatar cómo es la sociedad donde se ambienta la historia. Yo soy fan de la novela negra, sólo leo novela policiaca muy de cuando en cuando, porque es facilona y, a veces, entretiene. Esta novela sigue la serie de libros protagonizados por el comisario Faber de Hamburgo, un tipo mitad alemán mitad escocés que se ha ido especializando en casos truculentos (asesinos en serie chungos, para que nos entendamos). Este es el cuarto libro de la saga y cada vez va a peor: trama poco lograda, reflexiones de los personajes impostadas y giros de guión de película mala. Muy flojo.


88. "Replay" de Jorge Zentner y David Sala. 152 páginas (tablet).

Un cómic curiosísimo, una de esas obras que te encuentras de casualidad y que al terminarlo te deja con un sabor de boca buenísimo. En el mismo nos encontramos con la historia de un jugador de póker, un tahúr obsesionado con la suerte y las rachas (sostiene que cuando llega a un sitio la suerte le dura un tiempo y luego tiene que marchar para no volver jamás a ese sitio). A modo de thriller el lector va viendo cómo esa vida le lleva por situaciones duras que le van convirtiendo en un tipo solitario y ajeno a la realidad de las personas corrientes. Muy bueno.


89. "Un viejo que se pone de pie y otros cuentos" de Eduardo Sacheri. 168 páginas (e-book).

Sacheri es un maestro del relato corto, consigue que el lector se zambulla en una historia breve como un cochino en una charca: con regocijo y disfrute de un lugar conocido y cercano. Los cuentos de este autor tienen algo que siempre te llega, ya sea por medio de sus historias futboleras, de los recuerdos de la infancia o de la vida normal de cada día. Una maravilla.


90. "Hanno tutti ragioni" de Paolo Sorrentino. 320 páginas (e-book).

Paolo Sorrentino es un tipo curioso, cineasta particular (su película "Il divo" es genial, y la ganadora del Oscar "La grande bellezza" tampoco anda a la zaga"), también escribe y se descuelga con novelas como ésta, de una temática muy parecida a la de alguna de sus obras de cine, donde la estética (en este caso en la prosa en sí misma) es muy protagonista de la obra. Durante la novela vamos siguiendo los tumbos que va dando un cantante famosillo de canción italiana tradicional (napolitana, para ser exactos) desde los años 70 del siglo XX hasta el inicio del XXI. Interesante.


91. "Indiana Jones and The Last Crusade (script)" de Jeffrey Boam. (e-book)

¿Qué decir del guión de mi peli favorita? Pues que mola leerlo también en inglés. Siempre digo que cuando lees el guión de una película que ya has visto es como si lo visualizaras tal cual y es justo lo que pasa. Además, en este caso, me ha servido para descubrir cosas que se cambian en la traducción (como el nombre de la primera de las pruebas que Indy ha de pasar para conseguir llegar al Grial). Imprescindible.


92. "Todo va a cambiar" de Enrique Dans. 300 páginas (e-book).

El descubrimiento del mes es este libro, sin duda. Las cosas que cuenta Dans (un gurú de la tecnología en nuestro país, sobre todo desde una perspectiva empresarial) son muy cercanas a lo que pienso yo sobre lo que supone el boom tecnológico en general e Internet en particular tanto a nivel empresarial como en la sociedad. Su opinión sobre los modelos de negocio de la música, el cine o los libros es de puro sentido común. Muy bueno.


93. "Panenka Nº 30". VV.AA. 116 páginas.

La revista futbolera mensual sacaba en este número un especial sobre el Mundial de Brasil, con entrevista a Marcelo (su cara es la portada) entre otras cosas...Una pena leer esto tras el fracaso mundialista español, la verdad.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Un luchador infatigable (II)

Hablé por aquí de Carlos G. Matallanas hace un par de meses, al poco de salir su blog en el que relata su lucha contra la enfermedad que padece, la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA). Desde entonces he seguido sus posteriores entregas (cada miércoles publica una entrada) con una mezcla de admiración y congoja. Admiración porque en esos posts uno ve qué tipo de persona es Carlos y cómo es la entereza y la dignidad con la que lucha y hace partícipes de esa lucha a los que le rodean y a los que pueda llegar. Congoja porque te das cuenta al leer sus vivencias que la enfermedad es, vulgarmente hablando, muy jodida, como la Rusca del personaje de José Luis Sampedro, que pega dentelladas a la vida del que la lleva encima. Por eso he pensado que, desde este pequeño rincón, también merece la pena compartir con todos los que pasen por aquí el siguiente vídeo, en el que podemos ver a Carlos, a dos de sus hermanos (uno prologando su discurso y otro leyéndolo, ante la imposibilidad por culpa de la enfermedad de hacerlo él mismo) y a su padre junto con un montón de caras conocidas de nuestro fútbol. Porque Carlos, hasta hace bien poco, era lo que todo niño quiere ser de mayor: futbolista. Una faceta de su vida que, como él mismo explica, ha sido clave para afrontar su situación como lo está haciendo.


martes, 2 de diciembre de 2014

El chivo expiatorio

En su serie de novelas situadas en el parisino barrio de Belleville sobre la familia Malaussène, el escritor francés Daniel Pennac, otorga a Benjamín, el hermano mayor y cabeza de familia, un puesto de trabajo pintoresco: es chivo expiatorio de unos grandes almacenes. Su labor consiste en, dentro del departamento de devoluciones y postventa, recibir la reprimenda de su jefe y ser sistemáticamente despedido para satisfacer las ansias de venganza del quejoso cliente. Obviamente se trata de un teatrillo que acaba siempre con el bueno de Benjamin en su puesto de nuevo, siendo abroncado y despedido una y otra vez, en un círculo vicioso sin fin.


Pues bien, un caso similar lo tengo bien cerca, dentro de mi entorno laboral. Mi departamento tiene por debajo a un grupo de personas que se dedican a la introducción de datos en los sistemas (una tarea ardua y con cierta complejidad) y que cuenta con una coordinadora (de la que ya tenía que haber hablado por aquí en otra ocasión) que es un ejemplo palpable del Principio de Peter, es decir y hablando en plata, es una rémora de cuidado: vaga, corta de entenderas, proactiva sólo para escurrir el bulto y la preparación de excusas que traten de justificar errores y carencia de trabajo, etc. Tan proactiva es en no responsabilizarse de nada que, para no dar la cara, manda a un subalterno a una reunión semanal que tenemos en la que se le piden cuentas a su grupo. El chaval, un ingeniero técnico (ya es más que la coordinadora, que con su inexistente formación, de cajera del VIPS no debería haber salido) subsubcontratado a través de una ETT, asiste a la reunión por teléfono para poner la cara y llevarse las tortas, como Benjamín Malaussène en los libros de Pennac. Cada semana termino preguntándome lo mismo, ¿qué tipo de país (o empresa) es en el que ocurren estas cosas? ¿Cómo permitimos que sucedan sin decir nada? ¿Qué podemos hacer para cambiarlo? Ojalá tuviera las respuestas.


lunes, 24 de noviembre de 2014

Libros Leídos Octubre 2014

Octubre ya acabó hace más de tres semanas y es hora de plasmar aquí cuáles fueron mis lecturas. He decir que últimamente tengo poco tiempo para escribir y la verdad es que ponerme a repasar ahora los 13 libros del mes pasado es una tarea más larga de lo habitual. Eso sí, me siento bastante orgulloso de mí mismo, hacía tiempo que no leía tanto libro, aunque es cierto que la mayoría han sido cómics. De hecho, han sido 6 cómics, 5 novelas y dos libros de relatos, de los cuales han sido dos en inglés, uno en italiano y el resto en español. Siguiendo la lista de libros leídos durante el año, tenemos:

74. "Y. The Last Man" de Brian K. Vaughan y Pia Guerra. 1488 páginas (tablet).

Este es un cómic de esos que se venden por entregas mensuales que me recomendó y pasó un compi del curro. La idea primigenia es fantástica: ¿qué sucedería si de buenas a primeras se mueren todos los hombres del mundo excepto uno? Pues ahí arranca la historia. El personaje principal es gracioso y te gusta rápido, y las chicas que le acompañan en su periplo son bastante atrayentes y simpáticas (pese a la longitud de la historia no terminas odiando a ninguno, como pasa en otras obras) y la trama con numerosos cliffhanger en cada capítulo se mantiene bastante bien, sin caer en el tedio y divirtiendo. Sólo hay dos cosas que no me convencieron: que el muchacho (por mucho que vaya en busca de su novia) no tenga muchos más "encuentros" que uno furtivo (y crucial) y el horroroso final que, aunque no estropea el discurrir de la obra, la afea considerablemente, dejando al lector con un enorme mal sabor de boca. Muy bueno.


75. "El ángel de la retirada" de Paco Roca y Serguei Dounovetz. 64 páginas (tablet)

Este es un cómic que bien podría haber sido el prólogo de "Los surcos del azar", la fantástica obra de Roca sobre los soldados españoles que liberaron París. Sin embargo el guión no es suyo, sino de Serguei Dounovetz, lo que sorprende aún más dado que la historia suena más relacionada con alguien de origen español. En ella se nos cuenta la situación de los descendientes de españoles migrados por la Guerra Civil, gente a medio camino entre lo francés y lo español, concretamente una chica adolescente que, mientras ayuda a la preparación de un acto en la Asociación Española de Beziers, vive situaciones de flashback en el tiempo en el que ve cómo fue el periplo de esos emigrantes desde que abandonaron España. Muy interesante y bien traído, se hace corto.


76. "La pena máxima" de Santiago Roncagliolo. 392 páginas (e-book).

A modo de precuela de "Abril Rojo", la obra en la que Roncagliolo nos dio a conocer a Félix Chacaltana (y de la que ya hablé por aquí), el tímido y extremadamente cumplidor fiscal peruano que se ve metido en problemas por tratar de seguir las leyes al dedillo. En este caso, entre partido y partido del Mundial del 78 en Argentina, trata de desentrañar el asesinato del único amigo que ha tenido entre el éxtasis del fútbol peruano, las peleas con su madre y sun novia, y los secuestros de subersivos (Operación Cóndor) previos a unas elecciones cuando menos sospechosas. Muy buena novela.


77. "Dentro de nada" de Juan Berrio. 80 páginas (tablet).

Se trata de un volumen, éste, en el que se recopilan una serie de historias cortas del autor en el que predomina la mezcla entre humor absurdo y retazos de vida cotidiana con una maestría que hace que las 80 páginas que tiene se pasen volando. El estilo del autor, del que ya leí "Miércoles" es reconocible y cercano. Muy curioso y divertido.


78. "Los cuerpos extraños" de Lorenzo Silva. 352 páginas (e-book).

La última de las aventuras de Bevilacqua y Chamorro les lleva en este caso a un candente tema de actualidad: la corrupción, en este caso mezclada con un asesinato y con la mafia, nada menos. La trama está muy bien porque no resulta rimbombante de más y el devenir de los hechos parecen calcados de la vida real, tanto, incluso, que incluso usa como lugar del crimen el levante español, quizá el sitio con mayor y menos castigada corrupción en España (ya se sabe que la corrupción es como la paella, como en Valencia como en ningún sitio). Entretenido.


79. "Hellboy tomo 1: Semilla de destrucción" de Mike Mignola. 128 páginas (tablet).

La primera de las aventuras del famoso personaje de Mike Mignola, que usó el cineasta Guillermo Del Toro para llevarla a la gran pantalla. En ella descubrimos los orígenes del muchacho rojo infernal y las primeras aventuras como agente especial. Se trata de un cómic muy curioso, por mezclar temas no habituales en el mundo de los superhéroes (de hecho Hellboy es más un antihéroe que un superhéroe) como el tenebrismo, las artes ocultas y demás cosas tipo Cuarto Milenio. Muy entretenido.


80. "Houdini" de Jason Lutes y Nick Bertozzi. 96 páginas (tablet).

Este cómic es una mirada al genio del escapismo, el gran Harry Houdini. En sus poco menos de 100 páginas, con el trazo de Nick Bertozzi (del que ya leí "Jerusalem") y la pluma de Jason Lutes (el autor de la fantástica trilogía sin terminar "Berlín") recorremos un día cualquiera en la vida del maravilloso escapista, un hombre meticuloso hasta la extenuación, estudioso de su trabajo, puntilloso en su preparación y genial en su puesta en escena. Muy muy entretenido, una pena no poder haber visto a Houdini en directo.


81. "La figlia del Papa" de Dario Fo. 190 páginas (e-book).

En este libro, el Nobel de literatura italiano nos cuenta su particular versión de la vida de Lucrezia Borgia. Para el bueno de Fo, desde la época en la que transcurrió su vida hasta la actualidad, se ha ido vilipendiando de mala manera la figura de la hija del Papa Alejandro VI (Rodrigo Borgia) y hermana de César Borgia. Aunque es novedoso, no resulta especialmente entretenido y, la verdad, se espera más de un genio como Fo, aunque se trate de una novela y no de su especialidad, el teatro. Pasable.



82. "La chica sobre la nevera" de Etgar Keret. 188 páginas (e-book).

Etgar Keret es uno de los mejores escritores de relatos cortos que he leído nunca. En este recopilatorio nos encontramos con una serie fantástica de ellos (como el que da título al libro). En ellos encontramos retazos de vida cotidiana que resultan muy cercanos, mezclados con la peculiaridad (por no decir otra cosa) del día a día en Israel y con un surrealismo de un humor finísimo. Fantástico.


83. "El héroe. Edición completa" de David Rubín. 280 páginas-vol.1 y 288 páginas - vol.2 (tablet).

En este cómic, David Rubín adapta para un lector moderno la historia de las doce pruebas que convirtieron a Heracles en un semidiós. De este modo, el lector observa una curiosa mezcla entre la Grecia clásica con medios actuales como la televisión o los telefónos móviles. Resulta muy entretenido de leer y tremendamente didáctico para aquellos que quieran que sus allegados se acerquen a las historias de la mitología clásica. Muy interesante.


84. "Wild Thing" de Josh Bazell. 416 páginas (e-book).

El bluf de los últimos meses, sin duda. "Wild thing" (desconozco cómo la han traducido en la versión española) es la secuela de "Burlando a la parca" (ese sí lo leí en español), en la que el lector se encontraba con un personaje tremendamente curioso, una prosa fresca y una trama que, pese a que caía hacia el final, se mantenía decentemente. En este caso nada se repite excepto el personaje principal: la trama no se sostiene, no resulta especialmente divertido y se hace hasta largo. Flojete.


85. "El vigilante del fiordo" de Fernando Aramburu. 192 páginas (e-book).

Descubrí a Fernando Aramburu igual que a Enric González: a través del fútbol, en una sección deportiva de El País. En "Balón teutón", Aramburu hacía lo que González hizo en Italia cuando era corresponsal, es decir, hablar de la Bundesliga desde la óptica del emigrado. Me enganchó tanto su manera de contar las cosas que me pregunté de dónde había salido este hombre. Descubrí que era escritor y que llevaba mucho tiempo viviendo en Alemania, y me bajé algunos de sus libros. Este es el primero que leo, y me ha encantado. Se trata de una recopilación de cuentos maravillosos, y me ha ocurrido algo que no me suele pasar: recuerdo algunos de ellos. Normalmente (lo he contado más veces por aquí) por mucho que me haya gustado un libro de relatos, termino por no acordarme de ellos. En esta ocasión recuerdo al menos dos: el que da título al libro (la particular historia de un enfermo mental) y otro relacionado con los atentados del 11M en Atocha que es sencillamente espectacular. Muy recomendable.


86. "El policía que ríe" de Maj Sjöwall y Per Wahlöö. 288 páginas (e-book).

 Este es el cuarto libro de los diez que escribieron a cuatro manos los autores para criticar el declive la "sociedad del bienestar" sueca, usando la novela negra como vehículo y al inspector Beck como conductor. En este caso se trata de desentrañar el asesinato múltiple cometido en un autobús en el que, casualmente o no, se encontraba uno de los compañeros de Beck. El libro es entretenidísimo, sin alharacas a base de giros argumentales absurdos, sino con la seriedad y dedicación que el verdadero trabajo policial requiere, y con la visión en segundo plano de una sociedad que está cambiando mientras sus ciudadanos no se dan cuenta. Muy bueno.


martes, 28 de octubre de 2014

La lenta persuasión de Carletto

Hace poco más de un año, en este mismo blog, expuse una crítica negativamente mordaz hacia la labor del entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti. En ese inicio de campaña, las cosas no iban tan bien como uno pudiera esperar de un club que acababa de pagar 100 millones de euros sólo por un jugador que ni siquiera era el mejor del mundo. Además llegó el derbi madrileño y las sensaciones fueron a peor, aunque se perdiera con el equipo que acabó campeón de Liga. La desastrada idea de que Diego López y Casillas compartieran titularidad según la competición trajo polémica innecesaria y consecuencias personales para ambos porteros (el primero salió tras acabar la campaña como el portero del único título que el equipo no ganó de los que tenía en juego y el segundo todavía arrastra, aunque mucho menos, las secuelas del virus de inseguridad que le inocularon entre el ex-valido de Florentino y el gordito), la titularidad de Khedira resultaba inexplicable dada la inoperancia en el juego del Madrid, y había jugadores que sabían que su puesto peligraba por la llegada del fichaje de Bale (como Isco o Di María, sobre todo este último). A partir de aquel inicio consideré que el valor de Ancelotti como entrenador era ínfimo y me equivoqué. Lo catalogué como simple alineador y lo minusvaloré. Cometió errores, sí (como lo de los porteros, un error que este año no ha cometido) pero trató de subsanarlos y hay que reconocerlo, no sólo por los títulos obtenidos, sino por el juego y el tipo de jugadores usados para conseguirlo.


Cuando vio que el Madrid se partía en dos por culpa de mantener su tridente atacante, se inventó a Di María como mediocampista para que corriera y presionara por dos mientras Alonso y Modric dirigían y distribuían el juego. Llega el verano y venden a Di María, comprando a cambio el pase de James, pues Carletto lo pone como sustituto y decide que el Madrid asuma más protagonismo con el balón para no sufrir tanto sin él. Alonso decide marcharse al Bayern, pues se inventa a Kroos como volante central (lo que no había hecho nunca). El caso es que hubo quien lo comparó con Del Bosque cuando llegó al Madrid y estuvo más acertado de lo que yo creía (vuelvo a reconocer mi error). Un hombre sin ademanes ostentosos, sin declaraciones subidas de tono, con análisis respetuosos y actitud educada, respondiendo a las polémicas simplemente con un arqueo de ceja, justo lo que se propugna de la idea del madridismo: un caballero. Si a esta manera de actuar (justo la opuesta que la del anterior inquilino del banquillo blanco) le unimos esa capacidad camaleónica de adaptar al equipo a los vaivenes del mercado y los caprichos de su presidente, tenemos al Madrid actual. Un Madrid capaz de discutirle el balón al Barça (no hablo de la posesión, que se puede tener el balón y no hacer nada, como los blaugranas el 90% del tiempo que tuvieron la pelota el sábado pasado), de apabullar atacando cuando perdía, de dominar el juego hasta empatar, de controlarlo cuando se puso por delante y de matar al contragolpe para finiquitar el partido. Le ha costado al Madrid de Ancelotti arrancar en estas dos temporadas, pero cuando lo ha hecho el resultado ha sido portentoso tanto en juego como en espectáculo. Estoy seguro de que el que no considerara a Ancelotti como un gran entrenador (como me pasaba a mí) lo hará poco a poco, con esa lenta persuasión que termina convenciendo a toda una plantilla del mejor club del mundo. Yo por lo menos, a partir de ahora sólo me referiré a Carletto como "el gordito" cuando meta la pata (como en la final de la Champions sacando a Khedira)...Espero que sean las menos.


P.D. Quería destacar del partido del sábado a dos jugadores del Madrid: Benzema y Casillas. El partido del francés fue sublime, no sólo por el gol, sino por la omnipresencia que mostró en todas las jugadas de ataque. Por otro lado, aquellos que han enterrado deportivamente a Casillas (ya no hablo siquiera de esos energúmenos que lo insultan con temas extradeportivos y en la línea del tristemente ínclito entrenador del Chelsea) deberían repasar el tipo de parada que es la que le hace a Messi el sábado y cuándo la hace. No recuerdo ningún portero con la mitad de la capacidad de incidir positivamente para su equipo en el resultado de un partido que la del meta de Móstoles. Que siga igual.


viernes, 17 de octubre de 2014

"Estate" de Jovanotti

Hoy es viernes y toca canción. En este caso "Estate", del gran Lorenzo Cherubini "Jovanotti", perteneciente al disco recopilatorio "Backup - Lorenzo 1987-2012". Se trata de una de esas canciones que, como su propio nombre indica ("estate" siginifica verano en italiano), hacen referencia a mi época favorita del año, un tiempo en el que descansas, viajas, disfrutas y, en general, todo es más cálido y bonito. De hecho la canción es un poco así, con un ritmo playero y con un "ritornello" (estribillo) más playero aún, de esos que tarareas durante todo el día una vez que los has escuchado. Supongo que ahora que esa época este año ya ha pasado, es el momento perfecto para rememorarla, ¿no?


Por otro lado, me encontraba visitando la página del músico italiano, cuando he descubierto una nueva sección: "JovaTV". En ella, se van colgando pequeños vídeos del artista relacionados con el desarrollo de su nuevo disco y, aquí viene lo que interesa, con la gira del año que viene. Como se puede ver en el segundo de los episodios colgados, Lorenzo anuncia que en 2015 habrá una gira similar a la del año pasado (Lorenzo negli stadi 2013), a la que asistí (más que gratamente) cuando pasó por Florencia. Y lanza las seis primeras citas:


Milán, Florencia, Bolonia y Roma son sitios donde ya he estado. ¿20 de junio en Ancona? Me llama poco, aunque es una ciudad que da al mar (lo que en verano se agradece sobremanera), no parece tener mucho más allá (pese a que cualquier ciudad en Italia tiene cosas que ver) y no está rodeada de multitud de sitios que visitar...Pero, ¿y el 30 de junio en Padua? Esa sí que puede ser una alternativa interesante, ya que la ciudad parece tener bastantes cosas que ver y pilla en medio de Vicenza y de Venecia y no muy lejos de Verona, lo que la hace muy interesante para un posible viaje alquilando un coche y yendo a ver varias ciudades...Ummm, habrá que meditarlo. Mientras os dejo, como siempre, con un par de vídeos de la canción (el primero, el videoclip oficial, se rodó en el concierto al que fui yo) y la letra de la misma a continuación. Buen finde para todos.



Estate

Jovanotti

Vedo nuvole in viaggio
che hanno la forma delle cose ce cambiano
mi viene un po’ di coraggio
se penso che le cose poi non rimangono mai
come sono all’inizio
2013, un nuovo solstizio
Se non avessi voluto cambiare
oggi sarei allo stato minerale

Mi butto
mi getto
tra le braccia del vento
con le mani ci faccio una vela
e tutti i sensi li sento
più accesi
più vivi
come se fossi un’antenna sul tetto
che riceve segnali da un mondo perfetto

Sento il mare dentro una conchiglia
estate
eternità è un battito di ciglia
sento il mare dentro una conchiglia
estate
l’eternità è un battito di ciglia

Faccio file di files e poi le archivio nel disco per ripartire
non li riaprirò mai
il passato è passato nel bene e nel male
Come un castello di sale
costruito sulla riva del mare
niente resta per sempre nel tempo uguale
e meno male

Mi butto
mi getto
tra le braccia del vento
con le mani ci faccio una vela
Aeroplani con i libri di scuola
Finita, per ora
inclinato come l’asse terrestre
Voglio prendere il Sole
E’ il programma del prossimo trimestre

Sento il mare dentro una conchiglia
estate
l’eternità è un battito di ciglia
sento il mare dentro una conchiglia
estate
l’eternità è un battito di ciglia

Come un orbita la vita mia
gira intorno a un centro di energia
sento il tuo respiro
che mi solleva
è una vita nuova

Sento il mare dentro una conchiglia
estate
l’eternità è un battito di ciglia
Tutto il mare dento una conchiglia
l’eternità è un battito di ciglia

E tutto il mondo è la mia famiglia
famiglia
Estate
Estate

Ma che caldo
Ma che caldo
Ma che caldo fa
Ma che caldo in questa città

Ma che caldo
Ma che caldo
Ma che caldo fa
Ma che caldo in questa città

jueves, 9 de octubre de 2014

Libros Leídos Septiembre 2014

El mes de septiembre acabó la semana pasada y con su fin llega ahora la recopilación de mis lecturas en esos 30 días. Fueron 7 libros (un número relativamente pobre), 5 en español, uno en inglés y otro en italiano, entre los cuales había tres novelas, un libro de historia, una biografía, un libro de relatos y un cómic. Siguiendo con el listado de libros leídos durante el año, tenemos:

67. "Berlín. La caída: 1945" de Antony Beevor. 800 páginas (e-book).

Antony Beevor es uno de los historiadores metidos a escritor con más ventas mundiales, sobre todo en las obras centradas en episodios de la II Guerra Mundial, como el Desembarco de Normandía o Stalingrado. Como ya he contado muchas veces por aquí, éste es un tema que me apasiona, así que llevaba cierto tiempo pensando en leer alguna de sus obras para ver qué tal estaban. El resultado ha sido de 6 sobre 10. No está mal pero esperaba más, la verdad. He leído que suscitó muchas críticas por parte de los rusos porque en el relato queda meridianamente claro que eran poco menos que semisalvajes con ganas de venganza, pero es que (con matices) eso es lo que pasó y eso no minusvalora el hecho de que fueran clave en que el Mundo se librara de algo incluso peor. El libro está bien estructurado, bien documentado y no es farragoso en su prosa, pero le falta chicha y, en bastantes ocasiones, se para en detalles que no son tan relevantes como para dedicarles tiempo. Supongo también que si no has leído nada sobre la II Guerra Mundial en general o de la caída de Berlín, es posible que te impacte más, pero como yo ya estoy algo versado en el tema...


68. "Pep Guardiola, otra manera de ganar" de Guillem Balagué. 340 páginas (e-book).

Nuestros amigos británicos suelen sacar a la venta habitualmente biografías de personajes famosos en general y deportivos en particular, algo que en España prácticamente no ha ocurrido hasta hace poco (a la mente sólo me viene el caso de Rafa Nadal, previo a una catarata de libros de poca tirada de personajes futboleros escritos por periodistas que los siguen). Este libro es uno de esos libros que comento, ya que el autor (el periodista catalán Guillem Balagué, afincado en Reino Unido) lo escribió en inglés y se ha traducido. Obviamente no es un libro que te cambia la vida ni mucho menos, pero como no esperaba gran cosa de él, no me ha decepcionado. En él te cuenta principalmente el periplo de Guardiola en el mejor Barça de todos los tiempos (probablemente el mejor equipo que yo haya visto jugar nunca) y se hace ameno y entretenido, con cosas que incluso sorprenden de un tipo tan peculiar. Aprobado.


69. "Érase una vez en Francia" de Fabien Nury y Sylvain Valleé (volúmenes 1, 2 y 3 de un total de 6). (tablet).

En forma de cómic nos llega la historia del mafioso judío Joseph Joanovici, un emigrante ruso de origen moldavo (cuando nació Moldavia formaba parte de Rusia) que en la Francia de entreguerras construyó un imperio a través de chanchullos desde una empresa de ferretería y que se convirtió (se cree pero no se sabe) primero en colaboracionista con los nazis y luego en parte de la resistencia, siempre sacando tajada de formar parte del bando ganador. Aunque sólo he leído la mitad de las seis entregas de esta obra, puedo asegurar que se trata de un trabajo magnífico, no sólo por el interés que suscita la historia, sino porque el texto y el dibujo son francamente buenos. Muy recomendable, me quedo con las ganas de haberlo acabado.


70. "High Fidelity" de Nick Hornby. 253 páginas (e-book).

Pese a que Nick Hornby es uno de mis autores favoritos y a que cuando vi la película homónima protagonizada por John Cusack me encantó sobremanera, el que caso es que llevaba muchos muchos años detrás de leer este libro, básicamente porque siempre esperé que alguien en especial me lo regalara. Supongo que lo he leído precisamente porque ahora mismo sé que es preferible no esperar a que las cosas sucedan, y por eso trato de poner mi granito de arena para que ocurran como quiero. De alguna manera es lo mismo que le pasa al protagonista de la historia, Rob Fleming (Rob Gordon en la peli), el dueño de una tienda de discos en Londres, obsesionado con las listas (por culpa de uno de los dos adláteres que tiene en la tienda: uno apocado y el otro un torbellino) de cualquier tipo, concretamente los Top 5: las cinco mejores canciones para un lunes, las cinco mejores películas de la Mafia, las cinco peores rupturas...Es con esta última lista con la que verdaderamente arranca todo, ya que su novia (Laura) lo deja porque, ¿cómo vas a querer a alguien que ni siquiera se quiere a sí mismo? (algo así le dice ella).Y es que el bueno de Rob se encuentra en la situación de pasar a la siguiente etapa de su vida y no parece enterarse (esas cosas pasan). Mientras Rob va desentrañando el quid de la cuestión, el lector disfruta de un montón de referencias a la cultura pop y a la música en general (los tres personajes de la tienda, como el propio Nick Hornby, son unos melómanos impresionantes...Y pelín déspotas, aunque con gracia) dentro de una historia entretenida y que te resulta cercana (doy fe). Aprovechando la lectura de este libro, aproveché la oportunidad para volver a ver la peli (ambas en versión original) y me quitó el sombrero ante el trabajo hecho con ella: John Cusack está brutal, Jack Black nació para hacer el personaje que interpreta y el resto del elenco también está a la altura, la música que suena es espectacular (es lo único en lo que supera al libro, obviamente) y la adaptación casi no podría ser más fiel. ¿Qué más puedo decir? Maravillosa obra.



71. "Il diavolo, certamente" de Andrea Camilleri. 171 páginas (e-book).

En este libro de relatos se ve la siempre divertida pluma del gran Camilleri. En ellos, para variar en italiano y no en el mezzo-italiano mezzo-siciliano de las historias de Montalbano, podemos encontrar todo tipo de historias en las que, como hace referencia el título, el Diablo metió la mano. Normalmente no me acuerdo de ninguno tras un par de días de haberlos leído, pero en esta ocasión sí rememoro uno con claridad: el de un ladrón que, haciendo un "trabajo", encuentra unas fotos comprometidas de una despampanante mujer casada, que está siendo objeto de chantaje por el dueño de la casa robada por el protagonista. El ladrón, en un rapto de bonhomía, decide devolverle las fotos y los negativos a la mujer que, cuando ya tiene el objeto incriminatorio en su poder y se dirige hacia su casa, ve cómo un motorista le roba el paquete...Il diavolo, certamente. Muy bueno y entretenido.


72. "Skagboys" de Irvine Welsh. 672 páginas (e-book).

Esta es la precuela de "Trainspotting", del mismo modo que Welsh ya nos contó el futuro de Renton, Sick Boy, Begbie y demás, ahora nos cuenta su pasado, concretamente la época en la que comenzaron (los que lo hicieron) a meterse heroína: el Reino Unido bajo la sombra de poder de Margaret Thatcher. Por encima del ambiente arrabalero, las trifulcas y el lenguaje barriobajero, que siempre me han resultado divertidos y atrayentes en los libros de este autor, resulta muy interesante ver cómo Renton (sin duda el personaje con más peso dentro de la saga) se encuentra ante la disyuntiva del todo (carrera universitaria, novia, futuro por delante...) o nada (caer en la adicción al "jaco"), decidiéndose irremisiblemente por la última opción simplemente dejándose llevar. A destacar, como siempre, la labor del traductor (Federico Corriente Basús) que consigue sacar del texto original (escrito fonéticamente tal y como hablan los escoceses en inglés) auténtico petróleo literario. De hecho, aproveché la ocasión para mandarle un correo alabando su buen hacer y, a modo de anécdota me confesó que "bobochorra" (uno de los términos que usa en sus trabajos de traducción de las obras de Irvine Welsh y mi favorito entre los muchos palabros utilizados) era una palabra que sacó de una tira de Forges...Enorme.


73. "La espantosa intimidad de Maxwell Sim" de Jonathan Coe. 432 páginas (e-book).

Jonathan Coe tiene una rara habilidad: consigue que una horrible sinopsis, siempre terriblemente aburrida, se convierta en un deleite para el lector. De hecho, incluso cuando ya sabes que tiene ese don, comienzas la novela con un aire de suspicacia que desaparece tras las primeras páginas. Eso pasa con sus obras pasadas ("El club de los canallas", "El círculo cerrado" o "¡Menudo reparto!") y también con ésta, en la que nos cuenta el viaje (interior y exterior) de Maxwell Sim hacia conocerse a sí mismo. Hay veces en las que tratar de contar de qué va una historia (como se hace en una sinopsis) lo único que hacen es ponerle la zancadilla al que puede estar dispuesto a leerla, así que no digo más de la trama. Muy bueno.

martes, 7 de octubre de 2014

Un luchador infatigable

No recuerdo haber usado en este blog nunca nombres y apellidos de la gente que conozco o con la que me relaciono, básicamente porque fue una de las pocas normas que me autoimpuse cuando empecé a publicar aquí. Hoy, sin embargo, voy a romper esa regla para hablar de Carlos Matallanas.

Conocí a Carlos hace muchos años, más de 20, cuando él llegó al colegio en 4º de E.G.B. y yo ya llevaba un curso allí. Sin considerarnos nunca amigos, y pese a un inicio de relación áspero, siempre fuimos compañeros cordiales durante los años de colegio e instituto. Concretamente fuimos compañeros de clase desde 4º hasta 1º de B.U.P. cuando nuestros caminos se bifurcaron: yo fui a 1º C y él a 1º A. Juntos compartimos el viaje a Praga, Viena y Budapest de 3º de B.U.P. o el de Barcelona el curso siguiente, que se unieron a los de Cercedilla y Portugal (la primera vez que salí de España) de 4º y 5º de E.G.B. ya al de Asturias de 8º (cuando me jodí la muñeca bajando en bici). Recuerdo haber ido con él y otros dos compañeros siendo unos chavalines a un clínic de baloncesto en el Palacio de los Deportes (el que se quemó) en el que participaron Sabonis, Herreros (cuando todavía tenía pelo) y, si no recuerdo mal, Sasha Djordjevic. Alguna vez coincidimos en el mítico "Anfi", el lugar donde comenzamos a hacer botellón. Ambos fuimos agraciados con la matrícula de honor en nuestro primer año universitario por las notas académicas conseguidas en los años de instituto. Y tras selectividad cada uno hizo su camino, yo hacia las dichosas telecomunicaciones y él hacia las comunicaciones (sin "tele") al hacer Periodismo como su hermano mayor Javier (hoy subdirector del As). Las últimas veces que lo vi fue precisamente camino de la facultad, en el metro, hace más de diez años, cuando me comentaba somnoliento lo difícil que se le hacía madrugar los lunes porque no lo hacía ni viernes, ni sábado, ni domingo (en Periodismo no tenían clase los viernes, con lo que cualquiera puede imaginar la cantidad de tiempo libre que tenía). Desde entonces sólo noticias sueltas, lo que leía en "El Confidencial" (donde trabaja desde 2007 como redactor de Deportes) y alguna cosa que nos contaba su hermano pequeño Gonzalo cuando jugamos contra él al fútbol sala en las ligas municipales. Lo último que sabía de él era que andaba viviendo en Cádiz, apurando su carrera de futbolista semiprofesional. Eso era todo hasta la noticia de la semana pasada.


El día 1 de octubre Carlos abrió un blog en El Confidencial en el que las primeras palabras eran: "Hola, soy Carlos Matallanas y me acaban de diagnosticar ELA". Así, duro y a la encía, como cualquier buen titular de un periodista que se precie. En el primer post de "Mi batalla contra la ELA" el bueno de Carlos decidió contarnos primero cómo surgieron los primeros síntomas, lo que se sabe de la enfermedad (poco, por no decir que casi nada) y transmitirnos sus ganas de luchar contra ella. Echándole un par de huevos, hablando en plata, para narrar de manera precisa que va a hacer todo lo posible por ir contra una enfermedad tan jodidamente dura que no tiene tratamiento eficaz y que acaba con el que la padece en una media de cinco años desde el diagnóstico. Carlos siempre fue un tipo de carácter fuerte, luchador y "echao p'alante", y tras leer su blog veo que eso no ha cambiado un ápice. Habrá que seguirlo, eso está claro.

Cuando me enteré de la noticia, después de que pasara la sorpresa y la comentara con los allegados (mi familia y amigos, que todos conocen a Matallanas), analicé la situación desde el punto de vista personal, preguntándome cómo habría reaccionado yo ante semejante problema. Me gustaría pensar que habría sido tan valiente como lo está siendo Carlos, pero obviamente no lo sé y afirmar lo contrario sería algo impostado. Lo que sí pensé, sin embargo, es que trataría de disfrutar del tiempo con vida todo lo posible, tratando de exprimirle a la vida todo lo que me pudiera ofrecer...Aunque, analizándolo fríamente, ¿por qué es necesaria una enfermedad o una desgracia para pensar eso? No se trata de vivir cada día como si fuera el último (jodido Steve Jobs y su dichoso discurso en Stanford), pero sí de disfrutar de la vida y ser feliz, y eso deberíamos aplicarnos todos. Por todo ello, desde aquí, aprovecho para desearle al gran Carlos Matallanas mucho ánimo en su lucha (ojalá sea productiva) y que sea muy muy feliz en el tiempo que le "robe" a la enfermedad. Seguro que lo consigue, es un luchador infatigable.

lunes, 22 de septiembre de 2014

Libros Leídos Agosto 2014

El mes de agosto pasó (hace ya más de tres semanas, sí, lo reconozco) y dejó pocas lecturas en el tintero. Quizá haya sido el peor mes en cuanto a lecturas se refiere de los que pueda recordar, probablemente porque en los diez días que estuve de vacaciones leí muy poco. Un total de 5 libros (3 en español, uno en inglés y otro en italiano), muy distintos entre sí: una novela, un libro de crónicas, una revista de contenido político, una revista futbolera y un guión de cine. Siguiendo el número de libros leídos durante el año, los de agosto fueron:


62. "La izquierda se revoluciona", Cuadernos de eldiario.es VV.AA. 84 páginas.

Estaba paseando por las calles de Burgos cuando me paré a mirar el escaparate de una de esas pequeñas librerías que son más fáciles de encontrar en una ciudad de provincias que en ciudades grandes tipo Madrid, donde las grandes superficies se comen a los establecimientos más familiares. Allí encontré esta revista de contenido político, creada por el portal de noticias eldiario.es y que se centraba en el auge de los partidos de izquierda tras las elecciones europeas del pasado mayo. Concretamente se analizaba la espumosa aparición de Podemos, el aumento de representación de IU y, en menor medida, Equo, y la caída libre del PSOE. Muy interesante, sobre todo porque se podía leer la opinión de los miembros de cada partido sin que se cayera en ataques sin sentido ni opiniones del tipo "si estás conmigo bien y si no eres un enemigo del Estado".


63. "Crónicas de la Mafia" de Íñigo Domínguez. 458 páginas.

Uno de los descubrimientos del año, sin duda. En este libro, relatado de manera magnífica por Íñigo Domínguez (corresponsal de "El Correo" en Roma), podemos recorrer la historia de la Mafia desde que se cree que se inició hasta nuestros días, siempre con una mirada irónica y mordaz con los personajes que van apareciendo en cada relato (cabe destacar la omnipresencia de Silvio Berlusconi diretamente o de manera tangencial en todas las historias desde los 70). Cada crónica es un pedazo de placer literario fantástico y, como postre, el autor hace un análisis de todas las películas vinculadas al mundo de la Mafia desde que el cine es cine hasta ahora. Un libro fantástico.


64. "Napoleon" guión de Stanley Kubrick. 155 páginas (e-book).

No recuerdo dónde lo encontré, ni si lo leí en algún sitio y luego lo descargué, pero el caso es que el guión que escribió Stanley Kubrick para hacer una película sobre Napoleón Bonaparte apareció en mi reproductor de libros electrónicos, y me pareció una buena idea leerlo. Y no me equivoqué. El guión es entretenido a más no poder y tiene todos los elementos de una gran película: un personaje genial, una historia muy interesante, batallas, historias de amor...La verdad es que me extraña que no consiguiera llevarla a cabo (al final del guión hay una carta del propio Kubrick detallando cómo sería la producción, con números y todo) y no me extraña nada que el gran Steven Spielberg (probablemente el Rey Midas de Hollywood) esté preparando una miniserie (¿qué si no, ahora que las series son lo más?) con HBO usando el material de Kubrick. Espero que el resultado (si es que lo terminan haciendo) esté a la altura, porque sería una pasada.


65. "Tre atti e due tempi" de Giorgio Falletti. 151 páginas (e-book).

Buscando la referencia de este libro me acabo de enterar de la muerte de su autor...Hay veces que uno se sorprende de veras, básicamente porque me he puesto a repasar su entrada en la Wikipedia italiana y el tipo había hecho de todo: escritor en los últimos años de su vida (de hecho esta novela fue la última que publicó), actor (salía en algunas pelis italianas que yo he visto y le he puesto cara), cantante, letrista, participante en programas televisivos...Un parto aprovechado, que diría aquel. El caso es que esta novela, futbolera a más no poder, nos cuenta la historia de cómo un ex-boxeador tramposo, convertido en utillero de un equipo de Segunda italiana trata de que el amaño del partido que los puede convertir en equipo de Primera no se lleve a efecto, principalmente porque la estrella del equipo (su propio hijo) está implicado. Este tipo de historias normalmente suenan impostadas y suelen caer en el maniqueísmo, pero en este caso el autor resuelve su desarrollo perfectamente, construyendo una obra entretenida e interesante. Muy bueno.


66. "Panenka Nº 29" VV.AA. 116 páginas.

En este número de la revista futbolera (correspondiente a abril de 2014, todo hay que decirlo), se hacía un repaso a los derbis futboleros por antonomasia en cada región del planeta, además de contar con una entrevista extensa con Daniele De Rossi, analizar el fenómeno del Éibar (cuando todavía estaban luchando por ascender) y con un reportaje al cantante (y fan futbolero) de los Kaiser Chiefs. Entretenido, como siempre.


viernes, 19 de septiembre de 2014

"El roce de tu cuerpo" de Platero y tú

Hoy es viernes y toca canción. En concreto se trata de un tema clásico del rock español, "El roce de tu cuerpo", perteneciente al disco "Muy deficiente" y firmado por el gran Fito Cabrales en la época en la que estaba al frente del grupo vasco Platero y tú. Aunque tenga nada más y nada menos que 22 años (es de 1992), la pieza tiene toda la vigencia que sólo un gran tema de rock&roll puede tener, principalmente debido a dos cosas: estribillo pegadizo y guitarras molonas.


A mí es una canción que me encanta, no sólo por lo que comento del ritmo y la letra (¿quién no ha pasado por algo como lo que cuenta la canción?), sino porque de algún modo he crecido con ella: primero oyéndola en la radio y luego en los muchos garitos que he visitado desde que empecé a salir de bares. De hecho hasta me ha sorprendido cuántos años tenía, porque me daba la sensación de que era más recientes, supongo que será porque ya tengo una edad...Como siempre pongo unos vídeos y la letra a continuación. A disfrutarlo.





Te pilla la tarde en tu cuarto otra vez,
no suena el teléfono y tú sabes por qué;
cervezas vacías en tu habitación,
el cenicero lleno humea en un rincón.
Seguro que sola está ella también
tirada en la cama sin saber qué hacer.
No sé cómo comenzó la discusión
ni a quién le toca ahora pedir perdón.
Y creo que muero
si no siento el roce de tu cuerpo junto a mí.
Recuerdo tus labios
y esos ojos que al mirar casi hacen daño.
Mientras la radio aburre con una canción
miro aquella foto y me siento peor,
y yo ya no sé lo que ha podido pasar,
lo que estaba bien, ahora está fatal.
Seguro que sola está ella también,
tirada en la cama sin saber qué hacer.
No sé cómo comenzó la discusión
ni a quién le toca ahora pedir perdón.
Y creo que muero
si no siento el roce de tu cuerpo junto a mí.
Recuerdo tus labios
y esos ojos que al mirar casi hacen daño.

viernes, 12 de septiembre de 2014

"The Heinrich Maneuver" de Interpol

Hoy es viernes y toca canción. En concreto "The Heinrich Maneuver", un tema del grupo neoyorquino de indie rock Interpol, perteneciente a su tercer álbum "Our Love to Admire". El título es un juego de palabras con la maniobra de Heimlich (que se usa en primeros auxilios) y alude a la novela "Ruido de fondo" de Don DeLillo.


Se trata de una de esas canciones que me llegaron de la mano del gran Jesús Gallego (ahora flamante nuevo director de "Carrusel Deportivo" en la Cadena SER) cuando dirigía "SER Deportivos". Es uno de esos temas típicos de los que sacaba en el programa: con ritmo, melodía pegadiza, guitarras rockeras y con ese toque alternativillo que me gusta a mí. La razón de sacarla hoy por aquí es curiosa: resulta que hay un tipo en mi oficina que la tiene como tono del móvil del trabajo, y últimamente no hago más que oír ese arrollador inicio con "How are things on the West Coast?...". Aunque esté sonando mucho, el caso es que no me cansa...Espero que al que pase por aquí tampoco. Como siempre pongo unos vídeos y la letra a continuación.





How are things on the west coast?
I hear you're moving real fine
You wear those shoes like a dove
Now strut those shoes we go roaming in the night
Well how are things on the west coast?
You keep it moving to your soul's delight
Now I've tried the brakes
I tried but you know it's a lonely ride
How are things the west coast?
Oh I'd move heaven behind those eyes

Today my heart swings
Yeah today my heart swings
But I don't want to take your heart
And I don't want a piece of history
No, I don't want to read your thoughts anymore
My god
'Cause today my heart swings
Yeah today my heart swings

How are things on the west coast?
Hear you're moving real fine tonight
You wear those shoes side to side
Ah, strut those shoes
We'll go roaming in the night
Well how are things on the west coast?
Yeah but you're an actress
I don't identify

Today my heart swings
Yeah today my heart swings
Say it
But I don't want to play the part
And I don't want a taste of victory
No, I don't want to read your thoughts anymore,
My God
'Cause today my heart swings
Yeah today my heart swings

Say it
'Cause today my heart swings
Yeah today my heart swings

Let it come
'Cause I've got a chance for a sweet sane life
I said I've got a dance and you'll do just fine
Well I've got a plan with forward in my eyes
Let it come.
Well I've got a chance for a sweet sane life
said I've got a dance
it moves into the night
Well I've got a plan with forward in my eyes

But today my heart swings

jueves, 11 de septiembre de 2014

Orenga y el Método FEB

"[...] España lo ha perdido porque ha tenido rachas de ataque pobre y sin recursos. El culpable de esto, fuera de la incapacidad de los jugadores para salir de las trampas defensivas de los rivales, ha sido sin duda el seleccionador nacional, Juan Antonio Orenga, que ante la oportunidad de dirigir a la mejor selección europea (y la segunda del mundo) ha respondido ejemplarificando el principio de Peter.

El principio de Peter o principio de incompetencia de Peter, cuyo nombre se debe a Laurence J. Peter, un pedagogo estadounidense que vino a decir que "En una jerarquía, todo empleado tiende a ascender hasta su nivel de incompetencia: la nata sube hasta cortarse" con el corolario siguiente:

  1. Con el tiempo, todo puesto tiende a ser ocupado por un empleado que es incompetente para desempeñar sus obligaciones.
  2. El trabajo es realizado por aquellos empleados que no han alcanzado todavía su nivel de incompetencia.
[...] Esto es precisamente lo que le ha sucedido a Orenga, que se ha demostrado incompetente para desempeñar sus obligaciones al no tener ninguna jugada de ataque preparada para los minutos finales de todos los partidos apretados que hemos tenido.
[...] Cuando el caudillo de la Federación Española de Baloncesto, José Luis Sáez, el sinvergüenza de apariencia mafiosa que se vanagloria de los éxitos de las selecciones inferiores (como si fuera la FEB quien forma a los jugadores y no las canteras de los equipos ACB), decidió que el sustituto del también ineficiente Sergio Scariolo (éste al menos tuvo la suerte de tener en los Europeos ganados a Batman y Robin, que con su calidad ocultan la carencia de nivel del entrenador) iba a ser Orenga, casi me entró la risa tonta. Pensé que el mundo del deporte es un reflejo de la sociedad, está claro, porque que le den ese puestazo al mismo inútil cuyo currículum era hasta ese momento haber sido despedido del Estudiantes por perder los primeros 5 ó 6 partidos de la temporada, haber ganado un campeonato de categorías inferiores con Mirotic de estrella (era como ver a adultos contra niños) y ser ayudante de Gominolo (recordemos, el mismo que hizo el ridículo en el último Mundial), es sencillamente una decisión de elegir a dedo. Ahora se podrá vanagloriar de haber ganado el bronce contando con el mejor backcourt (la tripleta de bases, Llull, Rudy, San Emeterio...) y el mejor pívot del campeonato...Qué mérito. Un buen entrenador (eso debería ser un seleccionador, algo más que un mero alineador, que es lo que ha sido Orenga) habría ganado el torneo, sencillamente porque la nuestra era, pese a las bajas (sobre todo las interiores), la mejor selección del Eurobasket. Una lástima que hayamos sufrido el principio de Peter."

Esto escribía yo por aquí hace poco menos de un año, señalando las carencias de un ¿entrenador? que, con la mejor selección de Europa, perdió 4 partidos en un único campeonato y conquistó una triste medalla de bronce que sabía a poco por el potencial de los nuestros. Entonces fueron los franceses los que apearon a España y ayer volvieron a hacerlo, con el mismo tipo de baloncesto: juego defensivo duro, posesiones largas, tanteos bajos...¿Aburrido? Sí, pero su única opción de ganarnos. Ante eso España estuvo dubitativa, apática y fallona desde el inicio, mostrando una sorprendente incapacidad de anotación (52 es la puntuación más pobre de la selección española desde 1968) debida en parte a la gran defensa francesa, a la falta de puntería de los tiradores y a la incapacidad desde el banquillo de tener ni media jugada preparada. Desde que Orenga es seleccionador, España no ha ganado ni uno solo de los partidos que han llegado igualados al final del tiempo reglamentario, demostrando que anda muy corto de conocimientos y de preparación como para poder desempeñar satisfactoriamente la labor de seleccionador español.

"¡Ahí va! Se me ha olvidado otra vez tener jugadas preparadas...Bah, ya pensarán en algo los chavales.

Ayer comentaba a mis acompañantes en el Palacio de los Deportes (sí, lo sufrí in situ) que Orenga había conseguido hacer bueno a Scariolo. Lo del italiano me pareció un periplo irregular, con victorias en dos Eurobaskets y la medalla de plata en los Juegos, pero perdiendo partidos varios en esos torneos (incluso uno sonrojante frente a Brasil para evitar a los EE.UU.) y cayendo eliminados en el Mundial de hace 4 años con una actuación decepcionante. Pero esto de Orenga clama al cielo: si lo del año pasado fue pobre y casi de suspenso, lo de este año ha sido un fracaso total, en el que no sirve de nada decir que los chavales tuvieron mal partido, básicamente porque de esos se tienen en todos los campeonatos y es justo ahí donde debe estar un entrenador: poniendo calma si están nerviosos, buscar alternativas si las cosas no salen, teniendo cosas preparadas de antemano por si se presentan diferentes situaciones adversas...Justo todo lo que no hace Orenga, que pone más nerviosos a los jugadores, no encuentra alternativas, no hace rotaciones que puedan ayudar (Claver y Felipe casi inéditos en el Mundial, mientras Llull defiende a tipos 20 cm más altos que él y nuestros pivots naufragan contra clones de Felipe del lado francés) y no tiene preparado nada más que la ropa que se va a poner cada día.


Si el principal culpable de la derrota ayer es Orenga (los jugadores no se van de rositas tampoco, eh, que incluso con semejante rémora en el banquillo deberían haber sabido autogestionarse por muy complicado que fuera con sus 3 bases en pista, Calderón de escolta y demás mamarrachadas de pobre loco), el principal culpable de los fracasos de la selección que se han producido desde la llegada de esta generación legendaria de jugadores es, sin duda alguna, el inefable José Luis Sáez. El mismo tipo que, haciendo honor al lado más peyorativo del señorito andaluz, trata la FEB como si fuera su cortijo, haciendo y deshaciendo cual Florentino Pérez y creyendo saber más que nadie sobre baloncesto (como Florentino Pérez y sus altas y bajas futboleras). De este modo tenemos por un lado la elección de seleccionadores desde que se peleó con Pepu, de la cual sólo el visto y no visto de Aíto es algo razonable, dado que Scariolo sólo llegó al aprobado y lo de Orenga es de muy deficiente. Y por el otro está el tema del que se vanagloria más: el archifamoso "Método FEB". Algunos se preguntarán qué es eso, pues bien, se trata de que, desde pequeños, la Federación Española de Baloncesto convoca a chavales y chavalas de todos los equipos de España para los campeonatos internacionales (lo que se hace en todas las federaciones de todos los deportes de todos los países del mundo) y, cuando ganan algo (sólo cuando ganan) se arrogan el éxito como si fuera la FEB quien hubiera formado a los jugadores y no sus clubes de origen. Y lo mejor es que, como buenos seguidores de Goebbels, repiten tanto esa mentira que la gente la asume como si fuera verdad. Además consiguen acólitos a su causa que siguen con esa evangelización basada en enormes trolas y que se ven premiados con puestos de nivel dentro de la organización (como Garbajosa, que vivirá de las mentiras de la FEB toda la vida) y que luego dan la cara por ella...Justo lo que hará Orenga, que en vez de tener la mínima vergüenza de dimitir de primeras tras semejante mojón de actuación, afirmó que quería "luchar hasta el último partido" (cuando España ya no tiene ninguno más porque no se juega por el quinto puesto) y "que era un hombre de la Federación, dispuesto a estar donde fuera". Esto es triste porque no tiene solución alguna en el corto o medio plazo (Sáez no se irá de ahí ni con agua caliente), así que me temo que tendremos que tragar con Orenga y el Método FEB al menos por un tiempo.

Sáez y su Ministro de Propaganda